Lanzan 1er satélite de observación de gases de invernadero

TOKIO (AFP). Japón lanzó hoy viernes el primer satélite mundial que recogerá información sobre los gases de efecto invernadero en el entorno terrestre, una herramienta sin igual para medir la presencia de estas sustancias responsables del cambio climático.

El cohete japonés H-2A, construido y explotado por el grupo industrial Mitsubishi Heavy Industries, despegó a las 12H54 locales (03H54 GMT) de la base de Tanegashima (sur), para poner en órbita el satélite Ibuki ("soplo", en japonés).

"El lanzamiento ha tenido lugar tal y como estaba previsto", afirmó la Agencia de Exploración Espacial nipona (Jaxa), tras la puesta en órbita del satélite a 660 km de la Tierra.

La agencia recibió inmediatamente las felicitaciones del gobierno por este programa que "permitirá profundizar en gran medida los conocimientos mundiales sobre el cambio climático".

El satélite está equipado especialmente para observar la presencia de los gases de efecto invernadero (entre ellos el dióxido de carbono, CO2) y su impacto en la Tierra.

"Es necesario conocer mejor el comportamiento de esos gases", explicó la Jaxa, que pilota el proyecto junto con el Centro Nacional de Investigación Medioambiental japonés.

"Es la primera vez que se observarán tales fenómenos desde el espacio", destacó la agencia espacial, que recordó que "en los últimos años, las consecuencias de las emisiones de gases de efecto invernadero se hicieron patentes rápidamente", alarmando a la comunidad internacional.

"Se dice que a este ritmo, antes del 2100 la temperatura terrestre habrá aumentado 6º C", provocando un aluvión de catástrofes naturales y humanas, agregaron los científicos japoneses, insistiendo en la importancia de la misión "Ibuki" para salvar al planeta.

El satélite, que evolucionará en una órbita no geoestacionaria, dará una vuelta completa a la Tierra en 100 minutos. Lleva a su bordo una serie de aparatos de medición y de medios de transmisión para enviar al centro de gestión en tierra los datos recogidos.

"Ibuki" está especialmente dotado de un captor capaz de medir la densidad del gas en 56,000 puntos en torno al globo, una medición "de una precisión muy superior a la que se puede realizar desde un avión o desde el suelo", subrayó la agencia espacial.

Actualmente, existen en el mundo menos de 300 estaciones de medida terrestres.

"Así podremos analizar mejor fenómenos desconocidos o inexplicados hasta ahora", precisaron los científicos.

Estados Unidos tiene un proyecto similar, pero según la Jaxa, los captores de "Ibuki" son más precisos.

La misión del viernes fue la décimoquinta de la lanzadera japonesa H-2A.

Este fue su noveno disparo consecutivo coranado con el éxito desde febrero de 2005, fecha en que se reanudaron los vuelos del cohete japonés tras una interrupción de más de un año a raíz de un estrepitoso fracaso en noviembre de 2003.

Vuelve a paralizar a todo PANAMÁ, en esta 8va temporada


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes