Largo reinado de los dinosaurios fue producto del azar

WASHINGTON (AFP). La dominación de los dinosaurios sobre la Tierra durante más de 160 millones de años antes de su desaparición no se debió a su presunta "superioridad" fisiológica sino sobre todo al azar, según estudios publicados en Estados Unidos.

"Durante mucho tiempo se pensaba que había algo especial en los dinosaurios que les habría ayudado a imponerse durante sus 30 primeros millones de años de existencia pero eso es falso", afirmó Steve Brusatte, un investigador de la Universidad de Columbia en Nueva York coautor de este estudio.

"Si hubiéramos sido observadores durante este periodo de su historia en la era del Triásico, sin duda no habríamos apostado a que los dinosaurios fueran la especie dominante durante los 130 millones de años siguientes, sino a los crurotarsi, sus competidores, cuyos únicos descendientes son los cocodrilos", añadió.

A fines del Triásico, los crurotarsi y los dinosaurios se parecían mucho y probablemente competían por consumir los mismos recursos.

En sus trabajos, divulgados en la revista estadounidense Science del 12 de setiembre, los científicos estudiaron las características de la evolución de los dinosaurios y de los crurotarsi durante estos 30 primeros millones de años analizando casi 500 características de esqueletos a partir de fósiles así como los ritmos de evolución y las disparidades morfológicas.

No encontraron ninguna diferencia en estas mediciones entre los dinosaurios y los crurotarsi, lo que fue una sorpresa, señalaron los paleontólogos.

Si los dinosaurios hubieran sido "superiores" durante este primer periodo de su historia, probablemente habrían conocido una evolución más rápida que la de los crurotarsi, subrayaron.

En cuanto a disparidad morfológica, los crurotarsi eran incluso superiores, con una mayor diversidad de tamaños, tipos de cuerpos, regímenes alimentarios y modos de vida (acuático y terrestre).

Como los cocodrilos de la actualidad, los crurotarsi del Triásico eran sorprendentemente diversos. Había enormes predadores bípedos y cuadrúpedos, como el deinosuchus, temido por los dinosaurios herbívoros. Otros crurotarsi comían peces o eran herbívoros.

Aunque los dinosaurios y los crurotarsi sobrevivieron a una primera extinción masiva hace 251 millones de años, aparentemente provocada por el impacto de un meteorito, éstos últimos no sobrevivieron a un segundo cataclismo destructor, 51 millones de años más tarde.

Un calentamiento importante de la Tierra debido probablemente a los efectos de la caída de un meteorito provocó extrañamente una súbita extinción de los crurotarsi, pero no de los dinosaurios, que se convirtieron así en dueños de la Tierra hasta su desaparición, hace 65 millones de años, cuando otro meteorito afectó fuertemente el clima.

"El análisis de todos estos datos hace difícil decir que los dinosaurios fueran superiores", comentó Steve Brusatte. "Solo se beneficiaron de los problemas de los crurotarsi", aseguró.

"No hay respuesta (científica) a la interrogante de por qué los crurotarsi desaparecieron y no los dinosaurios", añadió el paleontólogo Michael Benton de la universidad británica de Bristol, coautor de la investigación.

"Sospechamos que no es nada más que el simple azar", indicó.

Vuelve a paralizar a todo PANAMÁ, en esta 8va temporada


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes