Liberan a tortuga marina tras nueve años de cautiverio

JEKYLL ISLAND, Georgia, EU (AP). Una tortuga marina de 68 kilogramos (150 libras) que fue criada por humanos fue devuelta al mar el lunes tras nueve años en cautiverio.

La tortuga fue llamada Dylan por sus cuidadores humanos desde que fue hallada en agosto de 1998, cuando recién había salido del cascarón en una playa de Jekyll Island.

Los encargados de cuidarla la llevaron a unos tres metros del mar y ella se arrastró hasta las aguas mientras unas 300 personas observaban desde la playa.

La tortuga dio un giro inmediato a la derecha y nadaba de manera paralela a la playa. Terry Norton, el director de veterinarios del Centro de Tortugas Marinas de Georgia, ayudó a empujar a la tortuga para que nadara hacia mar abierto.

El veterinario la siguió unos 100 metros, con el agua hasta la cintura y levantó su brazo apuntando hacia el mar para señalar que la tortuga se había ido.

Norton indicó que la tortuga intentaba alejarse, pero aparentemente se confundió por las aguas poco profundas y el lodo, por lo que nadó de manera paralela a la playa por un momento.

La liberación de Dylan fue preparada desde hace más de un año. La tortuga marina abandonó su hogar en el Aguario de Georgia en mayo de 2007 para vivir en el Centro de Tortugas Marinas de Georgia en la Isla Jekyll, donde un equipo la entrenó y la preparó para que pudiera vivir en libertad.

Los cuidadores de la tortuga llevaron a Dylan a la playa. Aunque ella se adentró en el mar, tal como se esperaba, no se espera que regrese a tierra hasta que comience a poner huevos, dentro de unos 20 años más.

"Ella está tan lista como debería estarlo. Ella es definitivamente fuerte", dijo Norton el domingo después de devolver a Dylan a su estanque tras una última revisión física, que duró una hora.

A diferencia de la mayoría de las tortugas que son rehabilitadas en el Centro de Tortugas Marinas en la Isla Jekyll, Dylan no tuvo que recuperarse de enfermedades ni heridas. El principal obstáculo fue enseñarla a alimentarse por sí sola.

Las tortugas marinas como Dylan son consideradas una especie amenazada. Otras siete variedades de tortugas marinas están en peligro de extinción.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes