Lula: "La Amazonia brasileña tiene dueño"

RIO DE JANEIRO (AFP) - El presidente Luiz Inacio Lula da Silva afirmó que Brasil es el "dueño" de su territorio amazónico, en respuesta a cuestionamientos a la idoneidad del país para cuidar la mayor selva tropical del planeta.

"La Amazonia brasileña tiene dueño, y el dueño es el pueblo brasileño. Son los pescadores, los extractores de caucho, y los que somos brasileños", dijo el presidente al inaugurar un foro en Rio de Janeiro.

"Tenemos conciencia de que es preciso reducir la deforestación de la Amazonia. Pero también es preciso desarrollar la Amazonia (...) Al final de cuentas allí viven 25 millones de personas que quieren acceder a los bienes que tenemos en Rio de Janeiro, Sao Paulo o en cualquier otro lugar", añadió.

La reciente renuncia de la ministra de Medio Ambiente Marina Silva, cansada de batallas por cuestiones ecológicas dentro del gobierno de Lula, desató incertidumbre internacional sobre la preservación de la Amazonia brasileña, considerada pulmón del planeta.

Asimismo, el nuevo jefe de la cartera, Carlos Minc, se enfrascó en polémicas con el gobernador del amazónico estado de Mato Grosso, Blairo Maggi, sobre el punto de equilibrio entre el cuidado de la selva y el desarrollo de la agricultura.

Lula afirmó que los países desarrollados son responsables por el 70% de las emisiones de gases contaminantes y dijo que es "gracioso" que ellos hagan exigencias a Brasil sobre la Amazonia.

Consideró irónico que los países desarrollados hayan firmado el Protocolo de Kioto para reducir esas emisiones, causantes del recalientamiento del planeta y el cambio climático, y sin embargo ese protocolo "fracasó" porque los mayores contaminantes no lo acatan.

"Fue bonito firmar (el Protocolo de Kioto). Fue una maravilla pero quien debía tomar medidas para cumplirlo no lo ratificó", dijo en alusión a Estados Unidos, la mayor fuente mundial de gases con efecto invernadero.

Lula insistió en que el cuidado del ambiente pasa por el desarrollo de los biocombustibles. Afirmó que con el etanol de caña de azúcar Brasil redujo en 800 millones de toneladas sus emisiones de CO2, uno de los principales gases detrás del calentamiento global.

Brasil es, junto a Estados Unidos, el mayor productor mundial de etanol que es utilizado internamente como combustible para automotores, en reemplazo de los derivados del petróleo.

Lula quiere difundir mundialmente el etanol, pero Brasil es blanco de críticas de ambientalistas que sostienen que los biocombutibles encarecen los alimentos, dado que se fabrican a partir de maíz, soja y caña de azúcar, entre otros cultivos.

Los activistas temen también que los cultivos de caña de azúcar ganen terreno en la Amazonia y aumenten así la depredación de sus 7,9 millones de km2, cerca del 60% del territorio brasileño.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes