Médicos extirpan por la vagina riñón para donación

BALTIMORE (AP). Un equipo de médicos le extirpó por la vagina un riñón a una mujer para donárselo a una sobrina, en una operación inusitada que esperan aliente este tipo de donación porque reduce el dolor, la cicatriz y el tiempo de recuperación.

Los cirujanos, de la Escuela de Medicina de la Universidad Johns Hopkins, dijeron que la donadora, Kimberly Johnson de 48 años, y su sobrina, Jennifer Gilbert de 23, se recuperaban bien de las operaciones realizadas el jueves.

"Es más sencillo que dar a luz", dijo Johnson, quien tiene tres hijos.

Las extirpaciones transvaginales de riñón se han realizado antes para retirar riñones cancerosos o sin funcionamiento, y otros órganos enfermos han sido también extirpados mediante la boca y otros orificios. Además, muchos riñones donados son extirpados con cirugía laparoscópica, mediante incisiones pequeñas.

Pero las autoridades del hospital consideran que ésta podría ser la primera vez que un riñón de donación es retirado por la vagina.

La operación dejó tres cicatrices del tamaño de un guisante en el abdomen de la mujer, de Lexington Park, incluida una oculta en su ombligo. Los galenos esperan que el procedimiento fomente la donación entre mujeres, dijo el médico Robert Montgomery, el jefe de la división de transplantes en la Universidad Johns Hopkins que dirigió al equipo de la cirugía.

Johnson afirmó que la operación fue menos dolorosa que una cirugía vesicular y que se está recuperando más rápidamente que el padre de Gilbert, quien hace 12 años el dio un riñón a su hija.

Gilbert, de Baltimore, necesitó un primer transplante debido a una serie de infecciones que le destruyeron sus riñones. Luego requirió una segunda al sufrir rechazo crónico.

Johnson, subgerente de ventas de un diario del condado de St. Mary, dijo que pudo levantarse de la cama la misma noche del jueves de la operación.

Una recuperación pronta y menos dolor son los beneficios principales de la nueva técnica, dijeron Montgomery y el médico Anthony Kalloo, uno de los directores de la División de Gastroenterología en la universidad y uno de los precursores en el uso de orificios naturales para extirpación de órganos.

Kalloo indicó que al menos 300 cirugías de ese tipo se han efectuado en el mundo, sobre todo para el retiro de vesículas y apéndices por la boca, ano o vagina.

Alrededor de 78,000 personas están en la lista nacional de espera para recibir riñones de donantes muertos.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes