México convierte las Islas Revillagigedo en un enorme parque nacional

El presidente de México, Enrique Peña Nieto, firmó hoy el decreto para convertir el archipiélago de Revillagigedo, en el océano Pacífico, en un parque nacional que será el más grande de América del Norte y permitirá proteger las centenares de especies que habitan en él.

"Esta maravillosa área natural protegida constituye un invaluable patrimonio de México, y también una enorme responsabilidad", dijo el mandatario en su discurso previo a la firma del decreto del Parque Nacional de Revillagigedo en la residencia de Los Pinos.

Para tal motivo, continuó el gobernante, "se ha tomado la decisión de convertir el archipiélago de Revillagigedo en un parque nacional que será el más grande de América del Norte, y dotándolo de la mayor protección posible".

Conformado por cuatro islas -Socorro, San Benedicto, Roca Partida y Clarión-, el archipiélago de Revillagigedo está ubicado en el Pacífico a 390 kilómetros al suroeste de la punta sur de la Península de Baja California y a 700 kilómetros del occidental estado de Colima.

Cuenta con imponentes acantilados, litorales y volcanes que son parte de una cordillera submarina.

"El decreto que hoy suscribo da cumplimiento al compromiso de México de asegurar la conservación de este archipiélago excepcional. Esta medida permitirá la conservación de cientos de especies marinas, muchas de ellas en riesgo", apuntó el mandatario.

El archipiélago es hoy una joya del medio ambiente. Alberga hasta 750 especies animales como tiburones, rayas, ballenas jorobadas, peces o tortugas, y 233 tipos de plantas, decenas de ellas endémicas.

Las islas, declaradas en 2016 Patrimonio Mundial Natural por la Unesco, no están exentas de peligros.

La zona ha padecido impactos ambientales desde que se descubrió en 1533. Así, en las islas se ha reducido la fauna silvestre y sufre la presión de la pesca industrial, el cambio climático y los efectos de los huracanes.

"La pesca que no es sostenible no puede ser admisible", dijo Peña Nieto.

Para remediar esta situación, detalló, el parque nacional comprenderá 14,8 millones de hectáreas para "permitir la conservación de cientos de especies marinas, muchas de ellas en riesgo, y contribuir a mantener la conectividad de los ecosistema del océano Pacífico".

Esta enorme extensión equivale al territorio del norteño estado de Coahuila o a cien veces la Ciudad de México, ejemplificó el mandatario.

En esta zona se prohibirá toda actividad pesquera, la extracción de cualquier recurso natural y la construcción de infraestructura hotelera.

Además, tendrá una partida presupuestaria -no detallada- y contará con el trabajo conjunto de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) y la Secretaría de Marina (Semar), entre otras instituciones.

El titular de la Semarnat, Rafael Pacchiano, aseguró en este acto que dichas instituciones tienen "el mejor mecanismo para garantizar la protección adecuada" del archipiélago, y recordó que los parques nacionales son las "figuras más restrictivas" de la ley.

Subrayó que las islas tienen un incalculable valor medioambiental y son, por ejemplo, una "guardería" o "criadero" para especies tan especiales como la ballena jorobada o el tiburón de puntas blancas.

En su turno, el secretario de la Marina, Vidal Francisco Soberón, anunció un reforzamiento de la protección en esta zona única en el mundo con la construcción de dos estaciones navales de búsqueda, rescate y vigilancia y la adquisición de seis embarcaciones y dos sistemas aéreos no tripulados.

México cuenta en la actualidad con 34 sitios inscritos en la lista del Patrimonio Mundial de la Unesco: 27 culturales, seis naturales y una mixta, siendo el sexto país del mundo.

El país latinoamericano tiene 182 áreas naturales protegidas que equivalen a unos 91 millones de hectáreas, de las cuales seis se han creado durante el mandato de Peña Nieto (2012-2018).

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes