Modelo de envejecimiento celular humano llega al laboratorio

Madrid ( EFE). Científicos de EU y España dirigidos por Juan Carlos Izpisúa han desarrollado un modelo celular para el estudio en el laboratorio del envejecimiento humano tras rejuvenecer el núcleo de las células de enfermos con un síndrome muy raro de envejecimiento precoz cuyo promedio máximo de vida es de 15 años.

La investigación, que se publica en el último número de la revista "Nature", favorecerá la búsqueda de compuestos químicos para alterar el proceso de envejecimiento humano, así como una mayor comprensión de las enfermedades cardiovasculares, y asimismo esperanzas de curación en el futuro a los enfermos con el síndrome de envejecimiento prematuro Hutchinson-Gilford, la forma mas común de progeria.

La extrema complejidad del proceso de envejecimiento y las patologías asociadas al mismo han supuesto desde siempre insalvables barreras para su estudio que hora podrían empezar a derribarse.

Los afectados con el rarísimo síndrome Hutchinson-Gilford, del que se conocen unos cien casos en el mundo, alguno de ellos en España, sufren en plena infancia patologías asociadas a la vejez como la arterioesclerosis, la trombosis o ataques de corazón.

Los síntomas principales de esta enfermedad causada por un defecto genético, que produce una acumulación de una proteína, la progerina, causante de la aceleración del envejecimiento, son baja estatura, alopecia, ausencia de grasa subcutánea, osteoporosis o rigidez articular.

Se trata de la primera vez que los científicos consiguen desarrollar un modelo celular humano "in vitro" para estudiar el envejecimiento, ya que hasta el momento, se disponía sólo de modelos animales, como la mosca, el gusano o el ratón.

Así lo ha explicado a Efe el director del estudio, Juan Carlos Izpisúa, quien es director del Centro de Investigación de Medicina Regenerativa de Barcelona (CMRB) además de responsable del Laboratorio de Expresión Genética del Instituto Salk, en EU.

Los científicos han generado con éxito células madre pluripotentes inducidas (iPS) a partir de fibroblastos (células de tejido conectivo) de pacientes con este rarísimo síndrome de envejecimiento prematuro.

La investigación ha logrado la regresión de células enfermas de estos pacientes a un estado embrionario, con la supresión reversible del gen de la progerina por reprogramación, y su posterior reactivación durante la diferenciación celular.

Se ha logrado " un modelo único" para estudiar patologías humanas asociadas al envejecimiento prematuro, con la ventaja de que las células reprogramadas se diferencian en un plazo relativamente corto (unas dos semanas), en contraste con las décadas que dura el envejecimiento normal.

Este modelo "in vitro" de células iPS se basa en la identificación de nuevos marcadores de envejecimiento y aspectos varios de la vejez prematura y fisiológica en humanos.

La generación de células iPS de pacientes con progeria facilitará el conocimiento de enfermedades cardiovasculares, que son las que más muertes causan en las sociedades desarrolladas.

Además el estudio ofrece esperanzas para el desarrollo en el futuro de tratamientos para niños con el síndrome de Hutchinson-Gilford, por ejemplo, el posible trasplante de células pluripotentes inducidas sanas.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes