Modelo informático permite detectar arsénico en aguas subterráneas

WASHINGTON ( AFP) Investigadores europeos y chinos crearon un modelo informático para determinar la tasa de contaminación por arsénico en las aguas subterráneas en China, donde millones de personas corren riesgo de intoxicación, según estudios publicados el jueves en Estados Unidos.

El modelo también se puede aplicar a otras regiones del mundo donde este problema de salud pública afecta a una importante población, indicaron los expertos, cuyo trabajo aparece en la revista Science.

Esta técnica de predicción en China fue desarrollada a partir de datos geológicos, pedológicos (de la evolución de los suelos) y topográficos, así como encuestas de niveles de arsénico existentes.

Los resultados indican una correlación entre las proyecciones y la identificación de áreas contaminadas establecidas en los registros oficiales chinos.

"El envenenamiento por arsénico en el agua potable es un problema importante en muchos países", señaló Luis Rodríguez-Lado, un investigador en el Instituto Federal de Ciencias y Tecnologías Acuáticas (EAWAG) de Suiza, uno de los principales autores del estudio.

Este problema es endémico en el sudeste asiático, especialmente en Bangladesh. En la década de 1990, estudios mostraron el riesgo de contaminación de las aguas subterráneas en Europa Central, Sudamérica, Mongolia y en el suroeste de Estados Unidos.

La contaminación por arsénico de las napas freáticas se observó por primera vez en los años 1970 en una región árida donde la población dependía de acuíferos profundos.

En estos acuíferos, los depósitos de sedimentos de rocas volcánicas contienen niveles particularmente altos de arsénico y contaminan el agua.

Absorber durante un período prolongado incluso pequeñas cantidades de arsénico supone un riesgo importante para los riñones y el hígado, y puede causar varios tipos de cáncer.

Seis millones de chinos beben agua contaminada

En un estudio realizado entre 2001 y 2005, las autoridades chinas hicieron pruebas en casi 445.000 pozos y determinaron que el umbral de 0,05 miligramos/litro era superado en más del 5% de los puntos de agua.

Quince millones de chinos beben agua del grifo, donde la taza de arsénico supera los 0,01 mg/l, el límite máximo fijado por la Organización Mundial de la Salud (OMS). Seis millones de ellos beben agua contaminada con hasta 0,05 mg/l de arsénico.

Dada la magnitud de China, el tiempo y los recursos necesarios para realizar los análisis, llevaría décadas poner a prueba todos los pozos, por lo que estos investigadores desarrollaron este modelo informático.

El modelo fue utilizado para identificar las áreas que pueden representar un riesgo, como la cuenca de los ríos Tarim (Xinjiang), Ejina (Mongolia Interior) y Hai He (Gansu), donde viven casi 20 millones de chinos, afirma Annette Johnson, una geóloga del EAWAG, coautora de la investigación.

"Nuestro método permite dirigir mejor los análisis y así lograr ahorros significativos en tiempo y recursos para identificar a las poblaciones en riesgo", dijo. "El gobierno chino ya está usando nuestros mapas en su programa de monitoreo", agregó.

Según ella, este modelo será útil en otras zonas con el mismo problema, sobre todo en África y Asia Central, donde aún no se ha realizado ninguna evaluación del riesgo.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes