Muere niño al que trasplantaron corazón artificial

SANTIAGO (AFP). El niño de 11 años con insuficiencia cardíaca, que hace dos semanas fue trasplantado con un corazón artificial a la espera de un donante, murió ayer viernes producto de un "repentino sangrado", informó el Hospital Clínico de la Universidad Católica donde estaba internado.

Felipe Cruzat murió en horas de la tarde mientras permanecía conectado a un ventilador mecánico y "sufrió un repentino sangrado en la vía respiratoria" que comprometió sus pulmones, dijo el director del hospital, el médico Carlos Pérez.

"No sufrió dolor porque se encontraba con sedación profunda", añadió el especialista.

"El resultado adverso en este caso no debe opacar el esfuerzo y dedicación de muchas personas que desde la medicina, la oración y la solidaridad intentaron salvar la vida de Felipe", agregó. El niño estuvo dos meses a la espera de un donante compatible para poder trasplantarse y hacer frente a una miocardiopatía que comprometía el funcionamiento de sus órganos.

El caso provocó conmoción e incluso el gobierno lanzó una alerta nacional para agilizar la búsqueda de un corazón para Felipe.

El niño fue trasplantado hace dos semanas con un corazón artificial traído desde Argentina y que se esperaba iba a mantenerlo con vida por 9 meses.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes