Museo francés exhibe cachorro de mamut de la edad de hielo

PARIS ( AP). Después de miles de años sepultado en los hielos siberianos, un cachorro de mamut está pasando unas vacaciones veraniegas en el sudeste de Francia.

El bebé Khroma, uno de los más antiguos mamuts intactos jamás hallados, fue expuesto el viernes en un museo francés después que se le sometió a exámenes especiales para garantizar que no hubiera ni rastros del ántrax que se supone lo mató.

Khroma está expuesto en el Museo Croazatier en Puy-en-Velay dentro de una cámara criogénica especial a 18 grados centígrados bajo cero (0 Fahrenheit).

El espécimen de 80 centímetros de alto y 1,6 metro de largo (2,5 y 5 pies) podría ser el cachorro de mamut más antiguo descubierto. Las pruebas de datación de carbono no pudieron precisar su edad, lo que sugiere que tiene más de 50,000 años, dijeron los investigadores franceses y Sergei Gorbunov, coordinador del proyecto del Comité Internacional del Mamut con sede en Ginebra. Versiones de prensa rusas dicen que data de hace 32,000 años.

La muestra será sometida a más análisis en Francia para tratar de determinar su edad y su género.

"Es un descubrimiento único", dijo Gorbunov a The Associated Press por teléfono. "Todo descubrimiento de un mamut nos proporciona nueva información científica sobre la prehistoria".

Un entusiasmo similar se sintió hace seis meses en Estados Unidos cuando un cachorro hembra de mamut de 42,000 años, llamado Lyuba, llegó al Museo Field en Chicago, donde sigue en exhibición. El espécimen, prácticamente intacto, también descubierto en Siberia, es el mejor preservado de su tipo, según los investigadores.

Para Tom Skwerski, director de proyecto de la exhibición en Chicago, Khroma será una importante adición.

"Todavía hay mucho que aprender sobre los mamuts lanudos y, mientras más especímenes hallemos, más cerca estaremos de responder estos interrogantes", dijo a la AP. Algunos aspectos de las vidas de estos animales, como las pautas de migración, todavía intrigan a los científicos.

Dichos mamuts ofrecen a los expertos la oportunidad de efectuar análisis que no pueden practicar con los esqueletos, como el estudio del contenido estomacal y la piel. Exhibirlos da al público una muestra tangible del pasado prehistórico.

Khroma, exhumado el año pasado en la región siberiana de Yakutia, llegó a Francia el domingo como parte de una serie de intercambios culturales franco-rusos.

La entrega del mamut se demoró tres semanas por las preocupaciones sobre el traslado de un animal que podría contener bacterias letales. El más prominente epidemiólogo ruso, Gennady Onishchenko, dijo que el mamut murió de ántrax, según versiones de prensa rusas. Los científicos rusos examinaron los posibles riesgos y dieron el visto bueno al traslado, dijo Gorbunov.

Después de llegar a Francia, Khroma fue conducido a una dependencia de conservación en Grenoble, donde fue sometido a un tratamiento con rayos gama para eliminar toda bacteria letal.

El laboratorio usó el mismo procedimiento que utilizó en el pasado cuando trató la momia de Ramsés II en previsión de que tuviese parásitos.

La exhibición concluirá el 15 de noviembre, cuando Khroma regresará a Rusia.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes