La NASA acerca el misterioso asteroide Vesta

Washington (EFE). La NASA presentó hoy un vídeo que acerca el asteroide Vesta al ojo humano con más detalle que nunca, gracias a las imágenes que ha proporcionado la sonda Dawn desde que alcanzó su órbita el pasado julio.

Los datos obtenidos por la cámara que se ha utilizado para realizar la producción audiovisual ayudará a los científicos a determinar los procesos que formaron rasgos más llamativos de Vesta.

Con un diámetro de 575 kilómetros, Vesta es el segundo objeto de mayor tamaño en el cinturón de asteroides, entre Marte y Júpiter, que rodea al Sistema Solar.

Los científicos han calculado que esa región alberga a unos cien mil asteroides, considerados los "escombros" que quedaron tras la formación del sistema hace 4.600 millones de años.

Determinar el origen de este misterioso asteroide, así como su formación, contribuirá a conocer mejor cómo fueron los inicios de nuestro sistema solar.

La colección de imágenes que obtuvo la sonda cuando estaba a una distancia de 2,700 kilómetros por encima de la superficie de Vesta han servido para determinar su eje de rotación y establecer un sistema de coordenadas de latitud y longitud.

Además, han logrado perfilar la orografía del polo sur del asteroide gigante, en el que se pueden apreciar acantilados de varios kilómetros de altos, grietas profundas y cráteres.

La sonda Dawn sigue enviando datos y los científicos esperan las imágenes que envíe en octubre, cuando alcance el punto más cercano al asteroide, lo que permitirá recoger fotografías de una resolución hasta ocho veces mayor.

Otra característica distintiva que se ve en el vídeo es una enorme estructura circular en la región del polo sur, un área que los científicos anhelaban ver desde que el telescopio espacial Hubble de la NASA lo detectó por primera vez.

Las observaciones desde la Tierra y también con telescopios espaciales han proporcionado imágenes de Vesta durante cerca de dos siglos, pero nunca se habían conseguido ver muchos detalles sobre su superficie.

Dawn, lanzada en 2007, alcanzó la órbita de Vesta el pasado 15 de julio después de viajar casi cuatro años y recorrer 2.800 millones de kilómetros. La sonda girará durante un año alrededor de Vesta para estudiar su superficie antes de dirigirse al planeta enano Ceres.

En este proyecto participan el centro JPL para la Dirección de Misiones Científicas de la NASA en Washington, el Centro Marshall de Vuelo Espacial en Huntsville (Alabama), la Universidad de California (UCLA) y la compañía Orbital Sciences Corporation, que diseñó y construyó la nave espacial.

También son parte del equipo de la misión el Centro Aeroespacial Alemán, el Instituto Max Planck para la Investigación del Sistema Solar, la Agencia Espacial Italiana y el Instituto Italiano de Astrofísica.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes