NASA enviará "maquina de ensueño" a explorar Marte

CAPE CAÑAVERAL, Florida, EEUU ( AP). Tran grande como un automóvil y bien equipado como un laboratorio, el explorador rodante nuevo que la NASA enviará a Marte superará a sus antecesores en tamaño y capacidades.

El vehículo apodado Curiosity (Curiosidad) está dotado de un brazo de 2,10 metros (siete pies) que lleva en el extremo un martillo automático y un láser para romper y penetrar las rocas del planeta rojo.

La nave, que despegará el sábado, tiene una capacidad notable: puede analizar las rocas y el suelo con una precisión sin precedentes. La misión tiene un costo de 2,500 millones de dólares y el explorador tendrá una batería nuclear.

" Esta es la máquina de ensueño de un científico especializado en Marte", dijo Ashwin Vasavada, científico adjunto del proyecto del Laboratorio de Propulsion a Chorro de la NASA.

Una vez en el planeta rojo, el explorador buscará compuestos orgánicos o que contengan carbono. Aunque Curiosity no tiene capacidad para detectar la presencia de organismos vivos, los científicos confían en que la misión les permita determinar si Marte tiene, o tuvo, lo necesario para el sostén de vida microbiana.

Curiosity será " la pieza de equipo más grande y más compleja que se haya colocado en la superficie de otro planeta", dijo Doug McCuistion, director del programa de exploración de Marte de la NASA.

El explorador tiene 3,05 metros de largo, 2,74 metros de ancho y 2,13 de altura hasta su mástil. Tiene el doble de tamaño que sus antecesores, Spirit y Opportunity, pesa una tonelada y lleva 10 instrumentos científicos. Su nombre formal es Mars Science Laboratory, o MSL (Laboratorio Científico de Marte).

Curiosity será transportado primero en una nave espacial, descenderá mediante un mecanismo de propulsión y un sistema de cables similar a las grúas aéreas que utilizan los helicópteros para colocar equipo pesado en lugares inaccesibles en la Tierra.

Debido a su gran peso, el Curiosity no podría descender con amortiguadores de bolsas de aire que reboten sobre la superficie, tal como las que utilizaron los exploradores rodantes Mars Pathfinder en 1997 así como Spirit y Opportunity en 2004.

Es el tipo de descenso de precisión que las autoridades dijeron beneficiará a los exploradores humanos que se posen en Marte.

Según las previsiones, el Curiosity llegará en agosto al cráter Gale, rico en minerales, ocho meses y medio después de que emprenda su travesía de 569,6 millones de kilómetros (354 millones de millas) a bordo de un cohete Atlas V.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes