NASA ofrece detalles crudos de la explosión del Columbia

WASHINGTON (AP). Los sujetadores de los asientos, los trajes de presión y los cascos de la tripulación del transbordador espacial Columbia no trabajaron adecuadamente, informó la NASA en un nuevo informe.

El funcionamiento inadecuado de esos objetos les causó a los tripulantes un "trauma letal" cuando su nave, fuera de control, perdió presión y se despedazó, dijo la NASA sobre el vuelo en que murieron los siete astronautas del Columbia.

Por lo menos un integrante de la tripulación estaba vivo y presionó algunos botones durante medio minuto después de que sonara la primera alarma e intentó equilibrar inútilmente al Columbia durante el fatídico vuelo del 1 de febrero del 2003.

De hecho, para ese momento, ya nada se podía hacer para sobrevivir, pues el transbordador, fatalmente dañado, surcó el cielo del estado de Texas hacia un posible aterrizaje en la Florida que nunca ocurrió.

Sin embargo, la Dirección Nacional para la Aeronáutica y el Espacio (NASA) ha investigado los instantes finales de la tragedia del transbordador en el nuevo informe de 400 páginas. La NASA espera ayudar a los ingenieros a diseñar una nueva cápsula de transbordadores que sea lo suficientemente capaz de sobrevivir a un accidente.

Un equipo interno de la NASA recomendó 30 cambios basados en la tragedia del Columbia, muchos encaminados a la preparación de los trajes presurizados, de cascos y del arnés de los asientos.

Como ya se sabía, los astronautas murieron por falta de oxígeno al perderse la presión interna de la nave o por golpearse con algo cuando la nave giró violentamente fuera de control. El informe señaló que no estaba claro cuál de esos hechos fue el que los mató.

En el caso de los cascos y de otros equipos, tres integrantes de la tripulación no llevaban puestos los guantes, los cuales ofrecen protección que resulta crucial cuando se pierde presión.

Uno de los tripulantes no estaba en su asiento, otro no llevaba el casco puesto y varios no estaban asidos adecuadamente a sus asientos.

Algunos no traían guantes porque son demasiado voluminosos para realizar algunas tareas y había muy poco tiempo para preparar el regreso a la atmósfera terrestre, destacó el informe.

Si se hubieran cumplido todos esos procedimientos, los astronautas habrían podido vivir más tiempo y quizás habrían adoptado más medidas, pero aún así no habrían sobrevivido, de acuerdo con el informe.

El nuevo documento llega cinco años después de que una comisión independiente de investigación emitió su propio y exhaustivo análisis en torno al Columbia, pero se enfocó principalmente en las causas del accidente y en los procedimientos de la NASA.

El nuevo documento cita cinco "eventos" que pudieron haber sido potencialmente letales para la tripulación: la pérdida de presión justo antes o al momento que la cabina se destrozó; miembros de la tripulación inconscientes o muertos que se estrellaban contra objetos en el interior de la cabina; el lanzamiento de los tripulantes fuera de sus asientos y del módulo; exposición a un casi vacío a 30.500 metros de altura (100.000 pies) y estrellarse contra el piso.

El Columbia se desintegró al regresar a la Tierra al final de su misión espacial. El accidente fue provocado por un agujero en el ala izquierda de la nave luego que un pedazo de espuma de poliuretano, que sirve de aislante a los cohetes de propulsión, se desprendió y dañó al transbordador en el despegue.

El agujero en el ala provocó que ésta se partiera al regresar a la Tierra, y en el accidente murieron el comandante Rick Husband, el piloto William McCool, los astronautas Michael Anderson, David Brown, Kalpana Chawla, Laurel Clark y el israelí Ilan Ramón.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes