Nave espacial de rescate se prepara junto al transbordador

CABO CAÑAVERAL, Florida, EU (AP). En una medida sin precedente, un transbordador espacial fue trasladado hoy viernes, a una plataforma de lanzamiento para un viaje que la NASA espera no tener que hacer nunca, una misión de rescate.

El Endeavour está de guardia en caso de que los siete astronautas que viajarán en el Atlantis el mes próximo necesiten regresar de emergencia.

Atlantis y su tripulación viajarán al espacio para hacer una última reparación al Telescopio Hubble que ya tiene 18 años. Es una misión que fue cancelada cuando se propuso hace algunos años por considerarse demasiado peligrosa.

El riesgo es el siguiente: si Atlantis sufre serios daños durante el lanzamiento o el vuelo, los astronautas no estarán en la seguridad de la estación espacial internacional, donde podrían refugiarse durante semanas aguardando el viaje de regreso. Estarían en cambio atascados en su nave espacial acoplada al Hubble, donde la NASA calcula que podrían sobrevivir 25 días hasta que se agotara el aire.

El Endeavour y cuatro astronautas más necesitarían partir al espacio en una misión de rescate en cuanto la NASA determinara que el Atlantis estuviese demasiado averiado como para poder regresar.

El viernes, el Endeavour estaba en la plataforma de lanzamiento a 1,5 kilómetros (una milla) de donde deberá partir el Atlantis el 10 de octubre.

Es la primera vez desde el 2001 _cuando los vuelos eran más seguidos_ que ambas plataformas están ocupadas a la vez. Y probablemente será la última.

Los astronautas del Atlantis dicen que hay una escasa probabilidad de que haga falta un rescate.

Scott Altman, el comandante del Atlantis, dijo que podría parecer exagerado, pero que lo correcto es tener lista una nave de rescate.

Además de los peligros habituales del despegue y aterrizaje, la tripulación del Atlantis enfrenta una probabilidad de 1 en 185 de que una partícula de basura espacial o micrometeoroide cause daños catastróficos a su nave. Es una probabilidad mayor que para un vuelo típico del transbordador debido a la órbita extremadamente elevada del Hubble en un sector del espacio lleno de escombros.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes