Nueva prueba de orina para detectar riesgo de cáncer de próstata

Washington ( EFE). Un grupo de científicos de la Universidad de Michigan ha desarrollado una nueva prueba de orina que detecta el riesgo de cáncer de próstata y que podría servir de indicador sobre la necesidad de practicar o no una biopsia.

Según un estudio publicado hoy en Science Translational Medicine, los investigadores aspiran a que este test ayude a los hombres que presentan una presencia elevada del antígeno PSA en la sangre a decidir si pueden retrasar o eludir la biopsia, una prueba que, aseguran, conlleva riesgos para el paciente.

La prueba detecta una anomalía genética que se produce en el 50 % de los cánceres de próstata, cuando se fusionan los genes TMPRSS2 y ERG.

Sin embargo, como esta fusión sólo aparece en la mitad de los casos, los investigadores optaron por incluir en la prueba otro marcador tumoral, el PCA3. Una combinación que, aseguraron, aporta más datos para la detección del cáncer de próstata que la de cualquier de estos marcadores individualmente.

Para efectuar este estudio los científicos analizaron las muestras de orina de 1,312 hombres en tres centros médicos académicos y siete hospitales.

A partir del test, dividieron a los pacientes en tres grupos según el riesgo que tenían de padecer cáncer: bajo, intermedio y alto.

Después compararon los resultados de la prueba de orina con los de las biopsias a las que se sometió a los pacientes y los resultados se correspondían.

Las biopsias revelaron la presencia de cáncer en el 21 % de los casos que la prueba había determinado como de bajo riesgo; en el 43 % de los del grupo intermedio y en el 69 % de los del grupo alto.

Además, sólo el siete por ciento de los hombres para los que se había estimado riesgo bajo fueron diagnosticados con un tumor agresivo, mientras que sí recibieron este diagnóstico el 40 % de los que pertenecían al grupo de alto riesgo.

Según el equipo de científicos, hay muchos más hombres que tienen una elevada presencia del antígeno PSA en la sangre que los que realmente padecen cáncer de próstata, algo que hasta el momento es difícil de determinar sin una biopsia.

Por eso, los investigadores aspiran a que la nueva prueba de orina que han desarrollado pueda servir de paso intermedio que ayude al paciente a decidir si necesita o no una biopsia.

La American Cancer Society estima que unas 217,730 personas recibirán un diagnóstico de cáncer de próstata este año en EEUU, mientras que 32,050 morirán a causa de esta enfermedad.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes