Nuevas ranas y geckos sorprenden a investigadores

WASHINGTON ( AP). Encontrar una nueva especie animal es uno de los momentos que más anhelan los científicos y es mejor aún cuando el animal los visita en el propio campamento en su hábitat.

Un grupo internacional de investigadores acampaba en las montañas Foja de Indonesia cuando el herpetólogo Paul Oliver descubrió a una rana cómodamente sentada en una bolsa de arroz en el campamento.

Tras observarla detenidamente resultó ser un tipo desconocido de rana con nariz larga, por lo que los científicos decidieron llamarla " Pinocho". La rana es bastante llamativa, su nariz apunta hacia arriba, pero se desinfla cuando el animal tiene menos actividad.

" Estábamos sentados comiendo nuestro almuerzo", dijo el ornitólogo Chris Milensky. Oliver " volteó y ahí había una rana sobre el costal de arroz y lo mejor es que logró agarrarla", agregó.

Los herpetólogos son expertos en serpientes, lagartos y anfibios. Milensky dice que una de sus características es que tienen buenos reflejos. Oliver " también atrapó un gecko. No sé cómo le hizo para saltar y tomarlo" de un árbol, agregó.

Por si la rana Pinocho no fuera suficientemente sorprendente, los científicos hicieron otros hallazgos.

En medio de las lluvias torrenciales e inundaciones, los investigadores reportaron el descubrimiento del canguro más pequeño conocido, un tipo de ratón lanudo alpino endémico de Indonesia, una paloma con tres tonos en el plumaje y un gecko con ojos amarillos, aspecto de gárgola y dedos protuberantes.

Las montañas Foja se encuentran en la parte oeste de la isla de Nueva Guinea, una parte de Indonesia a la que pocos científicos han ido en años. El grupo ambientalista Conservation International, apoyado por la organización National Geographic Society y el Instituto Smithsoniano, acudieron para investigar la zona.

Los resultados de su expedición de 2008 fueron anunciados el lunes. Milensky dijo que fue un proyecto increíblemente difícil en el que también estuvieron involucrados científicos indonesios.

" El clima era extremadamente húmedo, había lluvias fortísimas cada día", dijo. " El campamento se convirtió en un verdadero pantano".

Kristofer M. Helgen, curador de mamíferos en el Museo Nacional Smithsoniano de Historia Natural, dijo que uno de los animales más sorprendentes que observaron fue un canguro trepador de pelaje dorado.

La mayoría de las personas creen que los canguros son criaturas que viven en los llanos de Australia, dijo, pero este se adaptó a la vida de la jungla.

" Puede saltar a los árboles y subir a toda prisa por ellos", dijo Helgen. " Pero en el suelo salta como cualquier canguro lo haría".

Bruce Beehler, uno de los principales investigadores en Conservation International que participó en el proyecto, reconoció los resultados alentadores en un comunicado.

" Los lugares como este representan un futuro saludable para nosotros y nos demuestran que no es demasiado tarde para detener la crisis actual de especies en extinción", dijo.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes