ONU aborda derechos del planeta en debate en la Asamblea General

Naciones Unidas (EFE). La ONU se adelantó hoy a la celebración del día internacional de la Madre Tierra con un debate sobre desarrollo sostenible auspiciado por Bolivia y en el que los participantes trataron sobre cómo restablecer la armonía entre el hombre y la naturaleza, y respetar mejor los derechos del planeta.

El debate en la Asamblea General examinó cómo los seres humanos pueden relacionarse mejor con el medio ambiente y se analizó si los derechos del planeta Tierra se deben reconocer y defender en el mismo modo que los derechos del ser humano, mediante una Declaración de los Derechos de la Madre Tierra.

"¿Por qué sólo debemos respetar las leyes de los seres humanos y no las leyes de la naturaleza? ¿Por qué es sólo criminal el que mata al prójimo y no el que extingue una especie o contamina todo un río?", se preguntó el embajador de Bolivia ante la ONU, Pablo Solón, durante su intervención en el debate.

La delegación boliviana auspició la reunión de la Asamblea General y Solón expresó en su seno la necesidad de que se reconozca a la Madre Tierra sus propios derechos para poder defenderlos de los ataques del hombre.

"¿Por qué juzgamos la vida de los seres humanos con unos parámetros diferentes a los de la vida del sistema en su conjunto si todos, absolutamente todos, dependemos de la vida del sistema Tierra?", dijo el embajador boliviano, quien defendió que "hablar de equilibrio es hablar de derechos para todas las partes del todo".

"Puede ser que los derechos no sean idénticos para todos ya que no todos son iguales, pero creer que sólo la parte humana goza de privilegios mientras los otros son objetos, es la peor estupidez de la naturaleza humana", subrayó Solón.

El diplomático latinoamericano animó a los miembros de la Asamblea General a defender los derechos de la Tierra y a que "intenten dialogar no sólo entre Estados sino con la naturaleza, ya que, aunque muchas veces lo olvidamos, los seres humanos somos una de las fuerzas de la naturaleza".

En un plano más práctico, Solón habló ante los países miembros de la "economía verde", una apuesta defendida desde algunos sectores para que se incorpore la naturaleza "como un capital" y cuyo planteamiento central es hacer negocios "amigables con la naturaleza, crear empleos verdes y así limitar el deterioro ambiental introduciendo las leyes del capitalismo a la naturaleza".

"Una transfusión de las reglas del mercado salvará a la naturaleza", consideró el diplomático, al tiempo que detalló que hay quien plantea otorgarle un valor a las funciones de los ecosistemas para colocarlas en el mercado y así captar las inversiones necesarias para su conservación.

En esta sesión participó también la subsecretaria general de la ONU, Asha-Rose Migiro, quien abogó porque los países abracen un modelo económico más respetuoso con el medioambiente para asegurar el progreso económico y promover al mismo tiempo la armonía con la naturaleza.

"Necesitamos trabajos decentes, energía limpia y asequible y beneficios sociales y económicos para millones de personas en el mundo que siguen en la pobreza. Pero no conseguiremos este objetivo si no respetemos el capital humano y natural que es el fundamento de nuestra prosperidad y bienestar", indicó Migiro.

En el debate también participó un nutrido grupo de expertos compuesto por los estadounidenses Riane Eisler e Ivo Havinga, el argentino Gilberto Gallopin, el canadiense Peter Brown y el sudafricano Cormac Cullinan, así como por Vandana Shiva (India), Paul-Bertrand Barets (Francia) y Mathis Wackernagel (Suiza).

Las ideas expuestas en este debate en la Asamblea General servirán de base para el proceso de la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Desarrollo Sostenible que se celebrará en Río de Janeiro entre el 4 y 6 junio de 2012.

Bolivia fue el país que propuso la declaración del 22 de abril como Día Internacional de la Madre Tierra, una celebración adoptada por la ONU en 2009 y que busca alertar de la necesidad de promover la armonía con la naturaleza y la Tierra para alcanzar "un justo equilibrio entre las necesidades económicas, sociales y ambientales de las generaciones presentes y futuras", según reconoce el organismo.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes