ONU inaugura conferencia sobre biodiversidad

BONN, Alemania (AFP) - Unas 6,000 personas asistieron el lunes en Bonn a la inauguración de una conferencia de la ONU sobre la destrucción de los recursos animales y vegetales que se prolongará durante las próximas dos semanas en un clima de preocupación por el futuro del planeta.

"Dieciséis años después de la Cumbre de Río, la vida en la tierra está en una encrucijada", dijo el ministro alemán de Medio Ambiente, Sigmar Gabriel, en el discurso de inauguración de la conferencia.

Esta es la novena conferencia que realizan los países miembros de la Convención de la ONU sobre la Diversidad Biológica (CDB) adoptada en 1992 en la Cumbre de la Tierra de Río de Janeiro, para desacelerar de forma significativa antes de 2010 el espantoso ritmo actual de empobrecimiento de la biodiversidad.

"Vamos por mal camino y, si seguimos así, no lograremos nuestro objetivo", agregó Gabriel, porque "el índice actual de extinción de las especies es de cien a mil veces más elevado que el de su extinción natural".

Así, están actualmente amenazados uno de cada cuatro mamíferos, una de cada ocho aves, un tercio de los anfibios y el 70% de las plantas.

El empobrecimiento de la diversidad de la vida en la Tierra proseguirá "desde el momento en que será más fácil sacar ganancias de la destrucción de la naturaleza que de su protección", remarcó el ministro del país anfitrión de la conferencia.

La desaparición de especies animales y vegetales cuesta al año un 6% del Producto Nacional Bruto (PNB) mundial, es decir, 2,000 millones de euros, según el estudio "La economía de los sistemas ecológicos y de la biodiversidad" del que el semanal Der Spiegel publicó varios extractos el lunes.

Este peso es especialmente duro para los países pobres porque generalmente no sacan beneficio alguno del uso de sus recursos y de los conocimientos de sus comunidades indígenas por parte de los grandes grupos industriales para sus productos comerciales o nuevas medicinas.

Uno de los objetivos de la Convención de la ONU es definir reglas de reparto del uso de esos recursos genéticos.

Se debe encontrar "un reparto más equitativo" de esos recursos, abogó Gabriel. Para este último, "los países industrializados deben reconocer que hay que compartir los recursos naturales con quienes los salvaguardan".

"Los países en vías de desarrollo hablan justamente de 'biopiratería' cuando las naciones industriales usan sin autorización sus recursos sin devolverles un céntimo", subrayó.

Gabriel precisó que sobre este tema, en Bonn se harán "progresos significativos".

La conferencia de Bonn -que se celebrará hasta el 30 de mayo- debe establecer una "hoja de ruta" para concluir antes de 2010 la negociación de un conjunto de reglas obligatorias sobre el acceso a los recursos genéticos y el mayor reparto de los beneficios de su utilización.

Asimismo, la desforestación también estará presente en la conferencia, además de su relación con el clima, ya que ese fenómeno acentúa aún más el efecto invernadero generado por la emisión de gases contaminantes.

"Cada año se pierde una superficie forestal equivalente a tres veces la de Suiza", subrayó Gabriel.

Las selvas tropicales -las más amenazadas- acogen alrededor del 80% de la biodiversidad del mundo, según la CDB.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes