Obama traería cambio en políticas sobre células madre

WASHINGTON (AP). Cuando termine la presidencia de George W. Bush, los sectores que se oponen a las investigaciones sobre células troncales enfrentarán una nueva realidad política, ante la que muchos se sienten impotentes.

El presidente electo Barack Obama podría retirar las restricciones al uso de fondos federales para tales investigaciones.

La presidenta de la cámara de representantes, Nancy Pelosi, también ha expresado su interés en promover una legislación en ese sentido durante los primeros 100 días del nuevo Congreso, si todavía es necesario preparar un marco regulatorio.

"Podríamos perder, pero vamos a seguir luchando continuamente contra esto, ofreciendo una alternativa ética", dijo el representante republicano Joe Pitts. "No sé cuál será la votación en el nuevo Congreso... pero es muy probable que perdamos en esto".

Las células madre o troncales son la base de diferentes tipos de tejido. Las células madre embrionarias, a diferencias de las versiones más maduras, son muy maleables. Si los científicos pudieran controlarlas, podrían desarrollar terapias regenerativas, permitiendo quizás que el páncreas de un diabético sea capaz de producir insulina, por ejemplo.

El tomar células troncales de embriones de cuatro o cinco días de gestación los mata, y ello ha generado la ira de los sectores que se oponen a este tipo de investigaciones.

Los simpatizantes de estas investigaciones dicen, sin embargo, que cientos de miles de embriones en clínicas de fertilidad tendrán que ser destruidos en algún momento de todas formas, y que la gente debería donarlos para fomentar investigaciones que ayudarían a otros.

"Considero que es ético usar esos embriones extra para investigaciones que podrían salvar vidas cuando son donados libremente con ese propósito expreso", escribió Obama durante la campaña, en respuesta a 14 preguntas de parte de científicos, doctores e ingenieros.

Bajo la presidencia de Bush, los fondos federales para las investigaciones de células troncales se limitó a las cepas creadas antes del 9 de agosto del 2001. No se podía disponer de fondos del gobierno para las cepas tomadas de embriones muertos a partir de entonces.

Sin embargo, las autoridades no restringen las investigaciones que utilizan fondos privados.

John Podesta, jefe del equipo de transición de Obama, dio a entender que el presidente electo trataría el tema de las células madre poco después de asumir el 20 de enero. "Como saben, ha dicho algo específico sobre las investigaciones de células troncales, así que creo que podemos esperar que lo que dijo en la campaña sea cumplido al asumir", dijo.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes