Orangutanes podrían extinguirse en el sureste de Asia

BANGKOK (AP). Los orangutanes podrían convertirse en los primeros grandes simios en quedar extintos si no se adoptan medidas urgentes para proteger a la especie del avance del ser humano en el sureste de Asia, indicó un nuevo estudio.

La cifra de orangutanes en Indonesia y en Malasia se ha reducido drásticamente desde el 2004, en buena parte debido al talado ilegal de bosques y a la expansión de plantas de aceite de palma, dijo el sábado Serge Wich, científico de la organización Great Ape Trust, en Iowa, Estados Unidos.

Un reciente estudio de Wich y 15 de sus colegas determinó que la población de orangutanes en la isla indonesia de Sumatra se redujo en casi un 14% desde 2004 y llega ahora a 6.600.

El estudio, que aparece este mes en la revista especializada Oryx, verificó que la población de orangutanes en la isla malaya de Borneo bajó un 10% y es ahora de 49.600 monos.

Wich dijo que la declinación en la población de orangutanes se registró "pese a que han existido grandes esfuerzos de conservación durante los últimos 30 años".

La desaparición de orangutanes en Borneo avanza "a un promedio alarmante", y los investigadores describieron la situación en Sumatra como "de una rápida declinación".

Los investigadores escribieron en su ensayo que "a menos se adopten esfuerzos extraordinarios en poco tiempo, podrían convertirse en la primera especie de grandes monos en extinguirse".

El estudio es el último en una prolongada línea de investigaciones que pronosticó la extinción de los orangutanes, cuyos únicos hábitats son Indonesia y Malasia.

En mayo, el Centro para la Protección de Orangutanes dijo que apenas 20.000 de los primates seguían habitando los bosques tropicales de Kalimantan Central, en la isla de Borneo, tras alcanzar los 31.300 en el 2004. En base a esos cálculos, se estima que los orangutanes podrían quedar extintos en el 2011.

Michelle Desilets, directora de la Fundación para la Sobrevivencia de los Orangutanes de Borneo, con sede en el Reino Unido, elogió el nuevo estudio en una entrevista por correo electrónico. Desilets no participó en la investigación.

"Lo que resulta importante es que la tasa de declinación de los orangutanes ha menguado. A menos se haga algo, el orangután que vive en la naturaleza ... quedará extinto, en dos, en cinco, o en 10 años", señaló.

Indonesia y Malasia, principales productores de aceite de palma, han ampliado las plantaciones a raíz de un incremento en la demanda de biocombustibles.

Wich y sus colegas dijeron que existe cierto "cauteloso optimismo" de que el orangután podría ser salvado de la extinción.

Los expertos indicaron que el presidente de Indonesia Susilo Bambang Yudhoyono anunció una importante iniciativa para salvar a los orangutanes del país en el curso de una conferencia sobre el clima patrocinada el año pasado por las Naciones Unidas.

También se espera que Indonesia proteja millones de acres (hectáreas) de bosques como parte de un clima sobre el clima que propone la ONU, y que entrará en efecto en el 2012.

"Existen señales prometedoras de que hay una gran voluntad política" para "proteger los bosques", dijo Wich.

En su trabajo, los investigadores recomendaron que la policía incremente sus actividades para ayudar a reducir la cacería de orangutanes. También debe aumentar la protección al medio ambiente a nivel local, señalaron.

"Es esencial financiar servicios de protección del medio ambiente que lleguen al nivel local", dice el estudio. "Desarrollar un mecanismo para asegurar que eso ocurra es el gran desafío para la conservación de los orangutanes".

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes