Otorgan Premios Lasker por avances en leucemia y ADN

NUEVA YORK (AP). Cinco científicos ganaron prestigiosos Premios Lasker por desarrollar un tratamiento contra la leucemia que salva vidas y por avances en "reprogramar" el ADN que derivaron en el hallazgo de un nuevo tipo de célula madre.

Estos premios de investigación de 250,000 dólares serán otorgados el 2 de octubre en Nueva York por la Fundación Albert y Mary Lasker. Además, el alcalde neoyorquino Michael Bloomberg recibirá uno al servicio público.

El premio a la investigación en medicina clínica es compartido por tres científicos por su trabajo relacionado con Gleevec, un fármaco que transformó la leucemia mielógena crónica de un cáncer letal en una enfermedad crónica manejable.

Los galardonados son Brian Druker, de 54 años, de la Universidad de Salud y Ciencias de Oregon; Nicholas B. Lydon, de 42 años, que solía trabajar para Novartis AG; y Charles L. Sawyers, de 50 años, del Centro Oncológico Memorial Sloan-Kettering en Nueva York.

La investigación de Druker y de Lydon condujo al desarrollo del fármaco, que fue aprobado por las autoridades federales en el 2001, mientras que Sawyers encabezó los esfuerzos para superar la resistencia a esta medicina que algunos pacientes presentan.

Los tres trabajaron en estudios en pacientes a partir de 1998 y produjeron "resultados sorprendentes", afirmó la fundación.

"En un momento dado fueron testigos de algo que ningún oncólogo había visto antes: pacientes a punto de morir dejaban la cama y salían del hospital una semana después de que les dieran su primera dosis de Gleevec", dijo la fundación.

El premio a la investigación médica básica es compartido por John Gurdon, de 76 años, de la Universidad de Cambridge, y Shinya Yamanaka, de 47 años, de la Universidad de Kyoto y el Instituto Gladstone para Enfermedades Cardiovasculares en San Francisco.

Su trabajo es crucial para investigar las células madre, que los científicos esperan revelarán los secretos de algunas enfermedades y conducirán a nuevos tratamientos para problemas como las lesiones de la médula espinal y el mal de Parkinson.

El trabajo de Gurdon en las décadas de 1950 y 1960 mostró que el ácido desoxirribonucleico de células especializadas de ranas, como la piel o las células intestinales, podía ser empleado para generar nuevos renacuajos. Eso demostró que el ADN todavía tenía su capacidad para impulsar la formación de todas las células del organismo.

Su trabajo dio la chispa inicial al campo de reprogramar el ADN de las células especializadas para regresarlo al de un estado más versátil, como el de las células madre. En 1997, otros científicos anunciaron un sorprendente avance en esa área: extendieron el trabajo de Gurdon a los mamíferos al clonar a la oveja Dolly a partir del ADN de un adulto.

Gurdon y los creadores de Dolly habían reprogramado el ADN al transplantarlo a un cigoto. Pero en el 2006, Yamanaka reportó un descubrimiento histórico: logró reprogramar el ADN dentro de las células ordinarias de la piel de ratones, de forma que éstas se comportaban en gran medida como las células madre de embriones. Al año siguiente, él y otros reportaron haber tenido éxito en transformar células humanas.

El trabajo de Yamanaka mostró un camino nuevo para hacer células madre de seres humanos, sin tener que pasar por el dilema ético de hacer crecer óvulos hasta formar embriones y destruirlos posteriormente.

Bloomberg, de 67 años, ganó el Premio Mary Woodward Lasker al Servicio Público por "emplear datos científicos sólidos en la toma de decisiones políticas, estableciendo un estándar mundial para que la salud del público genere un ímpetu con el fin de que el gobierno actúe... hacer avanzar la salud pública a través de la filantropía ilustrada" y combatir el consumo de tabaco, dijo la fundación.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes