Posible tratamiento para la alergia a los maníes

WASHINGTON (AP). Los científicos cuentan con las primeras evidencias de que en un futuro mediato podrán curar la alergia a los maníes, según un estudio reciente.

Algunos niños se han librado ya de la alergia gracias a un tratamiento que consiste en darles pequeñas cantidades del alimento que los pone en peligro, pero es mejor no intentar probar el remedio en casa.

Los médicos supervisaron con cuidado a los niños en caso de que necesitasen ayuda y no hay manera de moler un maní con métodos caseros para crear la dosis que requiere el tratamiento.

Según el descubrimiento, con el paso de los años, el organismo de los niños aprendió a tolerar los maníes. Pruebas del sistema inmunológico mostraron que no había señales de alergia en cinco niños y otros pudieron resistir cantidades de maníes que previamente los hacían estornudar o les causaban trastornos graves, dijeron los científicos.

¿Pero se curaron los cinco niños? Especialistas del Centro Médico de la Universidad Duke y del Hospital Infantil de Arkansas tendrán que hacerles seguimiento durante varios años antes de estar totalmente seguros.

"Nos sentimos optimistas de que han perdido la alergia al maní", dijo el jefe de los investigadores, el doctor Wesley Burks, jefe de tratamientos contra la alergia de Duke.

Se están realizando investigaciones más rigurosas para confirmar el estudio piloto, divulgado el domingo en una reunión de la Academia de Estados Unidos para el Tratamiento de la Alergia y del Asma.

Si los estudios dan resultados, el enfoque podría representar un avance importante para una alergia que aflige a 1,8 millones de personas en Estados Unidos. Se ignora si existe esa alergia fuera de Estados Unidos.

Para los padres de esos niños que parecen haber derrotado la alergia al maní, eso significa que ya no tendrán más temores de ingresar a la sala de terapia intensiva de un hospital tras comer un bizcocho con maní.

"Realmente es quitarse un peso de encima saber que no hay que preocuparse más porque un hijo caiga enfermo tras comer maní", dijo Rhonda Cassada, de Hillsborough, Carolina del Norte. Su hijo Ryan, de siete años, ha sido declarado libre de la alergia al maní.

Eso representa un gran cambio para un niño que no podía tolerar la sexta parte de un diminuto maní cuando comenzó a participar en el estudio, a los dos años y medio de edad. Para su quinto cumpleaños, Ryan ya podía devorar 15 maníes sin señal alguna de reacción.

Pese a ello, no obstante, Ryan no es muy afecto a los maníes. "Huelen mal", explicó.

Vuelve a paralizar a todo PANAMÁ, en esta 8va temporada


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes