Primeros seres humanos habrían usado cráneos como recipientes

LONDRES (AP). Durante la edad de hielo, los habitantes de la actual Gran Bretaña bebían de cráneos humanos e incluso podrían haber comido carne humana y médula ósea, aunque estaban lejos de ser bárbaros.

Esa es la conclusión de expertos que estudian los ejemplos más antiguos conocidos de "cráneos recipientes" hallados en una cueva en el sudoeste de Inglaterra.

Los recipientes parecen casi obras de arte, objetos rituales cargados de significado, pero examinados de cerca se hace evidente que fueron confeccionados con cráneos humanos. Los científicos dicen que son los más antiguos fechados con la prueba de carbono, que los ubica hace unos 14,700 años.

En un artículo en la publicación Public Library of Science, científicos británicos sostienen que fueron confeccionados con tanta minuciosidad que la única explicación es que fueron utilizados como recipientes de líquido. Si los cazadores y recolectores se hubiesen limitado a comer el cerebro del muerto, habrían tenido medios más fáciles para hacerlo, dijeron.

Los expertos creen que los objetos _dos hechos con cráneos adultos y otro de un niño de unos tres años_ fueron utilizados en algún tipo de ritual, como era común en varias partes del mundo.

"Es probable que esto fuese parte de algún ritual simbólico y no una mera necesidad", dijo Sylvia Bello, autora central del estudio. Agregó que los artefactos demuestran lo habilidosos que eran los primeros seres humanos en la manipulación de cadáveres.

La práctica de usar cráneos humanos como recipientes está bien documentada en muchas culturas y en algunos casos han sido decorados y utilizados para adornar templos y para ceremonias religiosas. La práctica fue documentada ya por el historiador griego Herodoto en el siglo V de nuestra era.

Sin embargo, los tres hallados en una cueva en Inglaterra son los únicos ejemplos conocidos en las islas británicas, dijeron los científicos.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes