Probarán aparatos auditivos para nadar

WASHINGTON ( AP). Los nuevos aparatos auditivos no se comparan en nada a los que usaban nuestros abuelos.

En la actualidad los hay desde los totalmente invisibles _colocados en lo profundo del conducto auditivo durante meses_ hasta los dispositivos activados vía Bluetooth y conectados a teléfonos celulares e iPods para personas que no oyen bien.

Ahora el fabricante de ese aparato auditivo invisible está yendo más allá con una versión para nadar. Unos 60 nadadores comenzarán a usar la generación Lyric el próximo mes, para comprobar si las capas más gruesas pueden soportar por lo menos tres sesiones de natación por semana, permitiendo que el aparato sea repelente al agua. Esta provoca cortos circuitos en los aparatos auditivos usuales.

De ser así, se prevé que podrá ser vendido a jubilados activos que cada vez más descubren que los ejercicios en la piscina son más suaves que saltar en el pavimento.

" Se trata de mi ejercicio predilecto", comentó Kathy Burkhard, de 62 años, que espera ansiosamente los resultados. Ya tiene un audífono Lyrics, unos audífonos especiales con las orejas recubiertas con una banda repelente al agua y un gorro de natación de goma. " Lo hago bien y me divierto y no estaba dispuesta a dejarlo", agregó

Este avance forma parta de una silenciosa revolución de la tecnología de audición, a fin de que se acreciente el uso y la comodidad de los aparatos auditivos que muchas personas aún se niegan a usar.

" El estigma que llevan estos aparatos es el principal obstáculo", destacó el doctor John P. Weigand, director de audología del Centro Médico Downstate de la Universidad Estatal de Nueva York.

Millones de adultos han sufrido pérdida del oído en algún nivel. Los Institutos Nacionales de Salud dicen que la mayoría podría ser tratado con aparatos auditivos aunque sólo uno de cada cinco personas podría beneficiarse con su uso.

Asimismo la gente expresa renuencia a usar ayuda auditiva debido al aspecto de ésta, o debido a los problemas de siempre sobre la calidad del sonido, en particular a la capacidad de escuchar bien en un ambiente de mucho ruido. Y también debido a su costo, que varía en todo el país pero puede oscilar desde los 1,500 dólares por cada aparato en los diseños más básicos hasta los 3,300 dólares por cada oreja en los modelos más costosos. La mayoría de los seguros no cubren los aparatos auditivos, entre ellos el programa de salud para jubilados.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes