Problema en sistema de reciclaje de agua del transbordador

CABO CAÑAVERAL, Florida(AP). El revolucionario sistema espacial de la NASA para reciclar el agua comenzó con algunos problemas.

El artilugio de 154 millones de dólares que debe convertir la orina y el sudor de los astronautas en agua potable a bordo de la estación espacial internacional se volvió a apagar el viernes, y los ingenieros a bordo trataban de determinar cuál era el problema.

Los astronautas y los controladores de vuelo trabajan contra el reloj: la NASA desea tener muestras de la orina procesada antes que el transbordador Endeavour se aparte de la estación espacial a fines de la próxima semana. El agua reciclada tiene que ser examinada en la Tierra antes de que alguien en el espacio la beba, y la NASA se compromete a duplicar el número de la tripulación de la estación espacial el próximo año.

A nadie le sorprendió que hubiera un problema. El comandante de la estación espacial, Mike Fincke, dijo que es común que las cosas vayan mal en un vuelo de prueba e hizo énfasis en que no está preocupado... por ahora. Tampoco le preocupa llegar a beber el producto terminado.

"Sólo se le extrae el agua", señaló Fincke en una conferencia de prensa. "Realmente es agua limpia y purificada. En realidad, es mucho más pura que el agua de la llave que recibe mucha gente. Por lo cual no temo tomarla", añadió.

El transbordador le dio un impulso a la estación espacial internacional a la que se encuentra acoplado, elevando su nivel 1,6 kilómetros (una milla).

La nueva altura coloca a la estación espacial al nivel adecuado para el acoplamiento de una nave espacial rusa del tipo Progreso, que entregará carga en la plataforma orbital, tres días después de que el Endeavour regrese a la tierra. La estación espacial generalmente se mantiene a una altura de entre 322 y 354 kilómetros (200 a 220 millas) sobre la Tierra.

Los siete tripulantes del Endeavour y los tres de la estación espacial han estado trabajando sin descanso desde que la nave despegó de la Florida hace una semana. El control de misión los dejó descansar el viernes.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes