Problemas con telescopio retrasa lanzamiento del Atlantis

WASHIGTON (AFP) - El próximo lanzamiento del transbordador Atlantis será retrasado para tener tiempo para reparar una "anomalía significativa" que ocurrió el fin de semana en el telescopio espacial Hubble, anunció ayer lunes, la NASA.

"Es obvio que el 14 de octubre está fuera de consideración" para el lanzamiento del Atlantis, dijo el director del programa en teleconferencia desde el Centro Espacial en Houston, Texas.

La fecha más probable para el lanzamiento será en febrero del año próximo, dijeron autoridades.

El sábado, el lado A del Formateador de Datos Científicos del Hubble, una unidad que toma datos de cinco instrumentos, les da formato y los envía a Tierra para que la NASA obtenga sus imágenes del espacio, "falló totalmente", dijo el director del telescopio, Preston Burchen, en el Goddar, un centro espacial cercano a Washington.

La Nasa intentará arreglar el problema lo más rápido posible, reconfigurando una unidad del Hubble inactiva desde hace 18 años --cuando el telescopio llegó a su órbita-- para que sustituya al componente dañado. Pero eso requeriría una compleja serie de maniobras y sólo sería una medida temporaria.

"Si vamos a gastar el dinero y tomar los riesgos involucrados en una misión de transbordador queremos estar seguros que dejaremos al Hubble tan saludable como podamos y cerrado por los próximos cinco o diez años", dijo Weiler.

El telescopio está programado para ser reemplazado en 2013 por otro con una cámara que los científicos esperan devele los orígenes y misterios del universo.

Cada mes de atraso de la misión le cuesta a la Nasa 10 millones de dólares, según sus autoridades que afirman sin embargo que el costo no los hará desistir.

"No veo a nadie tirando la toalla porque tengamos que gastar unas pocas decenas de millones de dólares para dejarlo pronto", dijo Weiler.

El Atlantis tenía previsto despegar el 14 de octubre en una misión para reparar y actualizar el Hubble, el telescopio espacial que ha revolucionado la astronomía desde su lanzamiento en 1990.

Orbitando a 575 km sobre la Tierra, Hubble le ha permitido a los científicos estimar mejor la edad y el origen del universo, observar distantes supernovas e identificar cuerpos dentro y fuera del sistema solar, a pesar de que el programa fue declarado muerto en 1990.

"No sólo sobrevivió, se convirtió en el más grande regreso de la historia", dijo Weiler.

Para Weiler el Hubble tiene "el hábito de recuperarse de la adversidad" por lo que encontrarán "una manera de arreglarlo".

"Afortunadamente tenemos un respuesto. Tenemos que probar y hacer el debido proceso para asegurarnos que funcione bien, pero tenemos un repuesto en tierra. Anticipamos este tipo de problemas 20 años atrás".

Vuelve a paralizar a todo PANAMÁ, en esta 8va temporada


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes