Profesoras tienen sus hijos en abril y las obreras en julio

París ( EFE). El estatuto social y la profesión de la madre condiciona el mes de nacimiento de su descendencia, según un estudio divulgado hoy por Le Monde, que establece que los hijos de profesores tienden a nacer en abril, los de ejecutivos en mayo y septiembre y los de obreros en julio.

El momento álgido de la concepción de mujeres ejecutivas tiende a coincidir con las vacaciones estivales y también un poco con las de invierno, mientras que el de obreras y trabajadoras independientes es más bien en otoño, según el economista Julien Grenet, del Centro Nacional francés de la Investigación Científica (CNRS).

Asimismo, los nacimientos de niños de madres agricultoras se producen más entre agosto y noviembre, una vez terminados los trabajos en el campo, "incluso si a lo largo del siglo XX este reparto se atenuó un poco", precisó el vespertino al comentar la investigación de Grenet.

El economista precisó que el aumento del 2 % de los nacimientos de hijos de profesoras en abril se debe principalmente a la posibilidad de seguir cobrando su salario durante un máximo de seis meses, sin tener que trabajar.

Grenet hizo esta investigación en el marco de un trabajo sobre el éxito escolar en función del mes de nacimiento de los alumnos, que le llevó a concluir que el sistema educativo francés penaliza a los niños nacidos en diciembre, frente a los nacidos en enero.

Según Grenet, a lo largo de sus respectivas carreras, los nacidos en diciembre terminan ganando una media de 12,000 euros netos menos que sus compañeros nacidos en enero, equivalente a una media de un 1,5 % menos mensual.

"La factura" de la falta de madurez padecida a lo largo de la escolarización comienza a pagarse a finales de tercero, entre los 14 y 15 años de edad, último curso de secundaria antes de entrar en el Liceo, resaltó Le Monde.

Para probar que no se trata de " una construcción intelectual de un 'loco sabio'", el economista analizó igualmente las formaciones profesionales -en detrimento de estudios más largos- seguidas " bastante más a menudo" por alumnos nacidos a finales de año.

La reconstrucción de la orientación de todos los estudiantes franceses nacidos en 1986, reveló a Grenet que solo un 55,2 % de los niños nacidos en diciembre estudiaron luego en un liceo general (no profesional) en contraste con el 58,3 % de los nacidos en enero.

Asimismo, el examen de los diplomas obtenidos en la enseñanza superior, arrojó que el 18,5 % de los estudiantes inscritos habían nacido en enero, mientras que sólo un 17 % había nacido en diciembre.

Aunque el efecto del mes de nacimiento en la escolarización y la vida profesional no se da sólo en Francia, Le Monde subrayó que es uno de los países donde resulta más perceptible.

En lucha contra esta " fatalidad" Holanda permite a los nativos del último trimestre del año pasar dos años en el Curso Preparatorio (CP), el primero de la educación secundaria, y el Reino Unido compone sus clases con los alumnos nacidos entre el 1 de septiembre y el 31 de agosto siguiente, explicó Le Monde.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes