Puerto Rico busca proteger corales florecientes descubiertos

SAN JUAN, Puerto Rico (AP). En la plataforma continental oceánica al sudoeste de Puerto Rico se ven arrecifes de coral moteados de azul marino y una multitud de microorganismos cuya existencia entusiasma a los científicos, que esperan salvar los amenazados ecosistemas de la isla.

Los organismos son parte integral de un grupo de corales que florecen cerca de un zona en donde otros arrecifes de coral y los peces que dependen de ellos están deteriorados.

Los arrecifes coralinos _a una profundidad de hasta 150 metros (500 pies) en una superficie de 20 por 20 kilómetros (12 millas)_ fueron descubiertos recientemente en una misión con fondos federales para estudiar los corales de aguas profundas, según la Administración Nacional del Océano y la Atmósfera (NOAA), de Estados Unidos.

"Nos topamos con esta área", dijo el jueves a la AP Richard Appeldoorn, profesor de la Universidad de Puerto Rico en Mayagüez que ha participado en la misión.

Los buzos que seguían un curso de entrenamiento de un año a profundidades de hasta 30 metros (100 pies) notaron los corales florecientes y grandes depredadores en las cercanías, dijo Appeldoorn, que supervisa los estudios de pesca, biología y corales.

El hábitat submarino que hallaron estaba poblado de corales y varios tipos de esponjas, como también meros, cuberas y tiburones, dijo Appeldoorn, que reclama la protección de los arrecifes de coral y las zonas circundantes de aguas poco profundas donde desovan los peces para luego retirarse a mayores profundidades.

La existencia del arrecife coralino significa que los ecosistemas en aguas poco profundas en ese territorio caribeño podrían tener una probabilidad de supervivencia superior a lo que se suponía, dijeron Appeldoorn y Ernesto Díaz, director del Programa de Administración Costanera de Puerto Rico.

"Es una sorpresa agradable saber que existen algunas especies que pensábamos no volver a ver", comentó Díaz.

El descubrimiento, anunciado por la NOAA la semana pasada, se produce en momentos en que funcionarios de Puerto Rico y las Islas Vírgenes Estadounidenses buscan crear una Sociedad Regional Océanica Caribeña para coordinar el uso de las aguas costaneras e implementar programas de conservación.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes