Recupera sonrisa tras injerto de un músculo de la pierna

Pamplona (EFE). Un paciente con parálisis facial ha recuperado la movilidad de la cara y ha vuelto a sonreír gracias a la implantación de un injerto de un músculo de la pierna, tras someterse a dos intervenciones por un equipo de cirujanos plásticos de la Clínica Universitaria de Navarra.

A Isidoro Bejarano, de 37 años, le diagnosticaron un cavernoma, un tipo de tumor vascular situado en el tronco del encéfalo, y la enfermedad le afectó al sistema nervioso, especialmente al equilibrio.

Tras someterse a dos intervenciones quirúrgicas para tratar el cavernoma, Bejarano sufrió una parálisis facial bilateral (de ambos lados de la cara) causada por una lesión en el nacimiento del nervio "que enerva la musculatura encargada de dar movimiento al rostro", según ha informado en un comunicado el centro hospitalario.

El director del departamento de Cirugía Plástica, Reparadora y Estética del centro, Bernardo Hontanilla, encargado de la intervención, ha explicado que el enfermo tenía lesionado el nervio facial en ambos lados de la cara, y que "la única opción" que tenían era "colocar un músculo nuevo en el rostro y aportarle otro nervio que se encargara de dar movimiento a ese músculo".

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes