Red de estaciones de la ONU vigila radiación en todo el planeta

Viena ( EFE). Desde hace dos semanas el mundo científico observa con máximo interés el desplazamiento de la radiación procedente de la central nuclear japonesa de Fukushima, cuyas partículas ya se encuentran sobre Islandia, de camino hacia la Europa continental.

Los expertos basan sus cálculos en los datos que reciben a diario de las estaciones de medición de la comisión preparatoria de la Organización para la Prohibición Total de Pruebas Nucleares (CTBTO).

Con sede en Viena, esta poco conocida institución de Naciones Unidas aún no se encuentra en pleno funcionamiento, a la espera de que una decena de países con importantes programas nucleares ratifiquen un tratado firmado desde 1996 por 182 países.

El objetivo de la CTBTO es montar una red de 337 estaciones de medición sísmica, hidroacústica, subsónica y también de radioisótopos para poder detectar cualquier detonación atómica. Las estaciones se encuentran en 89 países y en archipiélagos situados en todos los océanos del planeta.

Desde el año 2000, cuando se lanzó esta red de supervisión, la CTBTO ha instalado 264 de estas estaciones, con una inversión de unos mil millones de dólares procedente de los países signatarios.

Algunas de esta instalaciones se encuentran en lugares tan recónditos como las Islas de Pascua (Chile) o la Antártica, pero también en centros urbanos como Buenos Aires (Argentina), Pekín (China) o Melburne (Australia).

Una de las estaciones de medición del aire se encuentra en el tejado de la sede vienesa de Naciones Unidas, que acoge también a la CTBTO y sus 260 empleados.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes