Riesgos por radiación sin medida exacta

EU ( AP). Demasiada radiación puede elevar los riesgos de desarrollar algún tipo de cáncer algunos años después, según los científicos, y las personas jóvenes son las más vulnerables. Sin embargo, el saber qué tanta radiación o qué tiempo de exposición es riesgosa no está claro.

Estos son muchos de los puntos desconocidos que los científicos están estudiando en momentos en que la crisis se agrava en la planta de energía nuclear de Fukushima Dai-ichi en Japón.

El Ministerio de Ciencias de Japón informó que los niveles de radiación a unos 31 kilómetros al noroeste de la planta nuclear se elevaron en un momento durante el viernes a 0,15 milisierverts por hora, aproximadamente la misma dosis que se recibe cuando se le somete a uno a una radiografía de tórax.

Sin embargo, los niveles han fluctuado y la radiación en la mayoría de las áreas a esa misma distancia de la planta han sido muy inferiores a esa cifra.

A largo plazo, resulta claro que la radiación puede provocar cáncer. Sin embargo, los investigadores no tienen la capacidad para contar los casos de cáncer tras el desastre y declarar a la radiación como la responsable. Las cifras que se tenían antes y después de la crisis deben ser comparadas para descubrir si ocurrieron más casos de los esperados.

Esa es la razón por la cual, a 25 años del accidente nuclear en Chernobyl, aún existen controversias sobre sus efectos más allá de los 6.000 casos indiscutidos de cáncer de tiroides.

Sin embargo, de esos casos, sólo 15 resultaron fatales hasta el 2005 y pese a que el gobierno soviético se tardó en atender a las víctimas de la catástrofe.

Los registros necesarios para la detección de tendencias en otros tipos de cáncer como resultado del accidente en Chernobyl son escasos, afirmó el doctor Fred Mettler, un científico de la Universidad de Nuevo México que empleó a un equipo patrocinado por las Naciones Unidas para investigar los efectos que tuvo en la salud la explosión del reactor nuclear de Chernobyl.

"Al final del día, los datos científicos no están presentes. Mi idea es que probablemente exista un incremento en esos casos, pero son demasiado pequeños para ser detectados", agregó Mettler.

La Oficina de Protección al Medio Ambiente de Estados Unidos indicó que ninguna cantidad de radiación es totalmente segura por encima de la cifra de tres a seis milisieverts por año, que la mayoría de las personas reciben al llevar una vida normal.

En contraste, la Comisión Regulatoria Nuclear afirmó las dosis bajas de radiación _inferiores a los 100 milisieverts a lo largo de varios años_ no resultan dañinas.

Los investigadores no han documentado daños por niveles tan bajos de radiación, informó Kelly Classic, una física experta en radiación de la Clínica Mayo y vocera de la Sociedad de Física de la Salud, una organización que integra a especialistas en seguridad en torno a la radiación.

Las dosis altas _superiores a los 500 milisieverts_ pueden incrementar el riesgo de sufrir leucemia o cáncer de mama, de vejiga, de colon, de hígado, de pulmón, esofágico, en ovarios o en el estómago, así como el cáncer en la sangre que produce mieloma múltiple, dijeron científicos gubernamentales.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes