Salida espacial de dos astronautas para reparar telescopio

HOUSTON ( AFP). Dos astronautas del transbordador Atlantis iniciaron hoy jueves la primera de cinco ambiciosas salidas espaciales que buscan reparar el telescopio espacial Hubble y extender su funcionamiento en unos cinco años.

La salida al espacio de los astronautas John Grunsfeld y Drew Feustel, prevista con una duración de entre seis y siete horas, comenzó a las 12H52 GMT.

" Tenemos a los chicos vestidos y listos para salir", dijo el astronauta Mike Massimino, quien asistió a Grusnfeld y Feustel en la preparación.

Massimino y Mike Good también tienen previsto realizar caminatas espaciales en esta misión que pretende modernizar el telescopio Hubble y prolongarle la vida.

" Es un gran día para el Hubble", dijo Grunsfeld, un astrónomo de 50 años que realiza su tercera misión en el telescopio. Feustel, un geólogo de 43 años, es un debutante en viajes espaciales.

" ¡Qué bueno!", se entusiasmó Feustel apenas salido del transbordador. " ¡Fantástico!", añadió.

La caminata tiene lugar luego que la tripulación del Atlantis, de siete miembros, capturó el miércoles el enorme telescopio -de 13,2 metros de largo y 11 toneladas- y lo fijó sobre una plataforma del transbordador para poder realizar los trabajos.

La Nasa prevé que la reparación extenderá las operaciones de Hubble en al menos cinco años, tiempo suficiente para terminar y lanzar a su potente sucesor, el James Webb Space Telescope.

En la caminata del jueves los astronautas remplazarán una cámara (Wide Field Planetary Camera-2), que tiene 16 años, por la más actualizada Wide Field Camera-3.

La nueva cámara está diseñada para observar el universo en forma más profunda, tal vez hasta 500 o 600 millones de años antes del Big Bang, con observaciones en las regiones ultravioletas e infrarrojas del espectro electromagnético.

Grunsfeld y Feustel también remplazarán la computadora científica del telescopio, que registra algunas fallas.

Si el tiempo lo permite, los astronautas también instalarán un mecanismo para que vehículos futuros puedan atrapar los telescopios, indicó la Nasa.

Cuando la reparación esté completa, Hubble tendrá nuevas baterías y giroscopios, además de un sistema eléctrico remozado.

El miércoles los astronautas examinaron el exterior de Hubble con la cámara del brazo robótico del transbordador y lo encontraron en buen estado, pese a señales de erosión debido a la radiación ultravioleta e impactos de fragmentos espaciales.

" Es una visión increíblemente hermosa", expresó Grunsfeld. "Increíblemente, el exterior de Hubble, un veterano de 19 años en el espacio, todavía se ve estupendo".

Los astronautas no habían visto o trabajado en Hubble desde marzo de 2002.

El telescopio, fruto de una colaboración entre la Nasa y la Agencia espacial Europea (ESA), fue colocado en órbita el 25 de abril de 1990 por el transbordador Discovery, y desde entonces transmitió más de 750.000 imágenes espectaculares de los confines del cosmos y millones de datos, abriendo una nueva era en la astronomía.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes