San Bernardo, pueblo en Colombia donde muertos se momifican al natural

San Bernardo, Colombia (TVEFE). Un fenómeno curioso y sorprendente ocurre en el pueblo de San Bernardo, en el departamento de Cundinamarca en Colombia; sus muertos, que están enterrados en el cementerio, aparecen momificados de manera natural.

Sin una explicación clara sobre dicho proceso, éste pueblo frío y montañoso ubicado a dos horas de la capital, Bogotá, se ha convertido en un lugar de interés por sus momias, pues guarece en él un extraño tesoro.

Muchos de los muertos que entierran aparecen años después en un estado perfecto, con piel y ropas, algunos tienen pelos y uñas.

Cuando los cuerpos son enterrados, las familias deben esperar 10 años para que puedan ser exhumados y según el sacerdote Carlos Sárdenas este evento viene ocurriendo desde 1957 cuando se hallaron los primeros muertos momificados.

Al descubrir que un cuerpo yace de esta manera, tan pronto es abierto su ataúd, se debe esperar el permiso de la familia para reducir el tamaño del cuerpo y volverlo a enterrar o apilarlo, si está en buen estado, en una bodega que reside en el cementerio.

Un museo en el pueblo exhibe algunas de las momias que han sido encontradas en este estado y nadie las ha reclamado u otras, a quienes se les conoce con nombre y apellido, porque han sido cedidas por sus familiares y son fieles testigos de tales sucesos, al ser visitado por curiosos y turistas.

"Lo que veo es increíble, me gustó mucho", afirmó una visitante.

Aunque no existe alguna explicación, los lugareños dicen que se debe a los hábitos alimenticios de un pueblo con gran variedad de verduras como la huatila o chayote, que tiene propiedades regenerativas.

Otros aluden a la composición de la tierra o a la posición estratégica del nuevo cementerio, en donde los muertos no son enterrados bajo tierra sino en fosas.

Los cuerpos fueron trasladados allí debido a que el antiguo fue arrasado por una corriente de agua.

"En el cementerio antiguo nunca, nunca salió una momia", comentó José del Carmen uno de los habitantes.

Lo cierto es que hasta hoy nadie ha dado una explicación científica sobre el fenómeno y San Bernardo vuelve a estar en los mapas de interés en el mundo gracias a sus muertos.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes