Sonda de la NASA entra en órbita en torno de Mercurio

WASHINGTON ( AP). Por primera vez, la Tierra tiene una sonda en órbita para atisbar el planeta más pequeño y extraño del sistema solar: Mercurio.

La astronave Messenger entró el jueves por la noche en órbita de Mercurio después de un viaje de seis años y medio y 7,900 millones de kilómetros (4,900 millones de millas), y complicadas maniobras para evitar el empuje gravitacional del Sol. Es el quinto planeta del sistema solar al que la NASA pone una sonda en órbita, además de la Tierra y la Luna.

"Estuvo perfecto", comentó el ingeniero jefe de la misión, Eric Finnegan.

Messenger quedó en una órbita a 193 kilómetros (120 millas) de la superficie del planeta.

"Estamos entusiasmados", agregó Finnegan. "Resta mucho trabajo por hacer, pero estamos allí".

Mercurio no sólo es difícil de alcanzar, sino que tiene algunas de las temperaturas más extremas del sistema solar, ya que varían en un enorme rango de 1,100 grados Fahrenheit (poco más de 600 grados Celsius). Mientras la superficie está a unos abrasadores 425 grados Celsius (800 Fahrenheit) cuando da al Sol, baja a -150 grados Celsius (300 Fahrenheit bajo cero) en algunos cráteres. El radar indica que probablemente hay hielo en los cráteres, algo que el Messenger tratará de confirmar.

En la década de 1970, la NASA envió la nave Mariner para tomar fotografías de menos de la mitad del planeta rocoso. Robert Strom, de la Universidad de Arizona, uno de los científicos del Mariner y del actual Messenger, se manifestó entusiasmado después de "esperar 36 años para este día".

Una cuenta de Twitter de la NASA con el nombre del Messenger hizo un recuento pormenorizado de su llegada a órbita.

La sonda Messenger, a un costo de 446 millones de dólares, fue lanzada en el 2004. El mes próximo empezará a transmitir fotografías y a investigar el misterioso campo magnético de Mercurio y su densidad inusual.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes