Sonda Rosetta termina sobrevuelo entre Marte y Júpiter

ETIQUETAS

PARIS (AFP). La sonda europea Rosetta rozó el viernes por la noche el asteroide 2867 Steins, ubicado entre las órbitas de Marte y Júpiter, en su primera misión científica para comprender mejor los conocimientos sobre la formación de los planetas, anunció la Agencia Espacial Europea (ESA).

La sonda, que perdió su señal radio con la Tierra a las 18H47 GMT, volvió a recuperarla a las 20H14 GMT, es decir, nueve minutos antes del horario previsto. Esa señal necesita 20 minutos para llegar a la Tierra.

"El director de las operaciones de la nave, Andrea Accomazzo, acaba de confirmar la adquisición de la señal de Rosetta a través de la estación terrestre de la NASA en Goldstone", según un mensaje publicado en el sitio internet de la ESA.

"Esos datos han sido ya recibidos en la sala de control" del centro de Darmstadt, en Alemania, precisó el mensaje.

Los datos serán analizados por los científicos, que harán una primera presentación de los mismos el sábado, en el Centro Europeo de Operaciones Espaciales (ESOC) de Darmstadt.

Lanzada hace cuatro años desde la base de Kuru, en la Guyana francesa, Rosetta pasó a las 18H58 GMT por el punto más cercano a Steins, a una distancia de 800 km y a la velocidad relativa de 8,6 km/s. La sonda y el asteroide estaban en ese momento iluminados por el sol.

Esas condiciones han permitido a los científicos tomar fotos y obtener muchísimos datos sobre la composición del asteroide que mide 4,6 km de largo y gira sobre sí mismo en poco más de seis horas, a una órbita distante de 353 millones de km del sol.

"Es un asteroide de tipo E, formado por silicatos (sales de ácido silísico), con una superficie sombría, que nunca fue observado por un aparato espacial", declaró el jueves a la AFP Gerhard Schwehm, director de la misión Rosetta en la ESA.

Especialistas en la observación de asteroides como amenazas potenciales para la Tierra también analizarán los datos recogidos por Rosetta, precisó Schwehm.

"Siempre es interesante ver sus diferentes composiciones, sus formas y sus tamaños. Al observarlos de cerca y comparar los datos con aquellos recogidos en la Tierra, se ve si vuestro sistema de medida y de clasificación es eficaz", explicó Schewhm.

"Estamos preparados y vamos por buen camino", se congratulaba la semana pasada Rita Schulz, científica del proyecto Rosetta.

Los científicos también se interesarán en su composición, que podría dar indicaciones sobre la del sistema solar en sus comienzos, hace unos 4,500 millones de años, y permitir el comprender mejor la formación de los planetas y la aparición de la vida en la Tierra.

La sonda pasará cerca de otro asteroide en junio de 2010, (21) Lutetia, antes de acercarse en 2014 al cometa 67/P Churyumov-Gerasimenko, a 675 millones de kilómetros de la Tierra. Juntos se desplazarán, transmitiendo imágenes detalladas y enviará un robot del tamaño de un refrigerador a su superficie para efectuar un análisis químico.

Los astrónomos piensan que conocer más los cometas, formados por restos que datan de cuando nació el sistema solar, ayudará a comprender la formación de los planetas y los inicios de la vida en la Tierra.

Cuando alcance su objetivo, Rosetta habrá recorrido 6,500 millones de kilómetros, según la ESA.

Rosetta sobrevoló la Tierra en dos ocasiones y Marte una vez, para obtener la aceleración necesaria para seguir su camino. En noviembre de 2009, debería sobrevolar la Tierra por tercera vez.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes