Subasta de marfil en África austral recauda 15,4 millones

JOHANNESBURGO (AFP). La primera subasta de marfil desde hace nueve años en el África austral recabó 15,4 millones de dólares (12 millones de euros) destinados a la conservación de elefantes, informó el viernes un organismo supervisor internacional.

La venta de 102 toneladas de marfil procedente de depósitos gubernamentales de Namibia, Botswana, Zimbabue y Sudáfrica se efectuó a un precio medio de 157 dólares por kilogramo, señaló en un comunicado la Convención sobre Comercio Internacional de Especies de Fauna y Flora Salvajes amenazadas de Extinción (CITES), organización afiliada a la ONU.

El marfil vendido corresponde a colmillos de elefantes muertos por causas naturales o que murieron bajo control oficial para evitar la sobrepoblación, y su venta comenzó el 28 de octubre en Namibia.

El secretario general de la Convención, Willem Wijnstekers, destacó que la subasta no significa que el comercio de marfil vuelva a estar abierto, y dijo que "las ventas que acaban de terminar fueron excepcionales".

El mayor stock subastado fue el de Sudáfrica, seguido de los de Botsuana, Namibia y Zimbabue. Las subastas estuvieron reservadas exclusivamente para compradores chinos y japoneses.

Los defensores de la naturaleza denunciaron esta venta legal, por entender que "alentará a los cazadores furtivos a blanquear sus stocks ilegales".

Sin embargo, CITES dijo que según datos recogidos desde las primeras ventas experimentales en 1999 tras una prohibición de diez años, las ventas legales de marfil no hicieron aumentar la caza furtiva.

El precio medio de venta en las subastas fue muy inferior al que supuestamente se paga en el mercado negro, donde el kilo de marfil se vendería a entre 750 y 850 dólares, según CITES.

John Sellar, responsable de CITES encargado de la lucha contra el fraude, dijo que esta venta controlada disuadiría a quienes piensen recurrir al mercado negro.

"Si eres un comprador metido en el comercio ilegal del marfil, y la semana que viene pagas 400, 500, 600, 700 o incluso 800 dólares por un kilo de marfil, se van a reír de ti", dijo.

Los fondos serán utilizados para la conservación de los elefantes, según CITES.

La última subasta, efectuada en 1999, permitió obtener cinco millones de dólares, según esa Convención que prohíbe el comercio internacional de marfil desde 1989.

Los cuatro países no podrán volver a subastar marfil en los próximos nueve años, segun CITES. Namibia, Botswana, Zimbabue y Sudáfrica tienen en total una población de unos 312,000 elefantes.

Vuelve a paralizar a todo PANAMÁ, en esta 8va temporada


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes