Suplementos de vitaminas C y E no previenen cáncer

(AP). Las píldoras de vitaminas C o E no ayudan a prevenir el cáncer en los hombres, indicó el mismo estudio en gran escala que la semana pasada encontró que esos suplementos son ineficaces para impedir las enfermedades cardiacas.

El público ha recibido tanto buenas como malas noticias con respecto a los vitaminas, la mayor parte provenientes de estudios en laboratorios o con animales, o de exageraciones de los fabricantes para promover sus productos.

Incluso cuando los investigadores comparan las dietas de la gente y encuentran que una vitamina parece ser útil en ciertos casos, ese beneficio podría no materializarse cuando ese nutriente es obtenido de forma diferente, por ejemplo, mediante píldoras.

"Los antioxidantes, que incluyen las vitaminas C y E, han demostrado tener posibles beneficios como grupo", pero no han sido probados individualmente por tiempo suficiente como para demostrar su efectividad, dijo Howard Sesso, del Hospital Brigham y de la Mujer en Boston, afiliado a la Universidad de Harvard.

El Estudio de Salud en Médicos, que Sesso ayudó a conducir, fue diseñado con esa idea en mente. En él participaron 14.641 doctores de sexo masculino, de al menos 50 años, entre ellos 1.274 que tenían cáncer por la época en que se inició la investigación en 1997. Fueron incluidos para determinar si las vitaminas podrían prevenir un segundo cuadro de cáncer.

Los participantes fueron colocados en cuatro grupos, a los que se les dio vitamina E, C, ambas o placebos. La dosis de vitamina E fue de 400 unidades internacionales cada dos días, mientras que la de C fue de 500 miligramos diarios.

Luego de ocho años en promedio, hubo 1.992 casos de cáncer, entre ellos 1.013 de cáncer de próstata, que muchos esperaban fueran prevenidos por la vitamina E.

Sin embargo, las tasas de cáncer en la próstata y los otros tipos en general fueron similares en los cuatro grupos.

El estudio fue patrocinado por los Institutos Nacionales de Salud y varios fabricantes de vitaminas. Los resultados fueron reportados el domingo en una conferencia de la Asociación Estadounidense de Investigaciones Oncológicas en Washington.

"Pruebas clínicas bien conducidas como está le están cerrando rápidamente la puerta a las esperanzas de que los suplementos de vitaminas comunes protejan del cáncer", dijo Marji McCullough, jefa de nutrición de la Sociedad Oncológica Estadounidense. "Es posible que haya algunos beneficios para ciertos subgrupos que no pudieron ser medidos, pero en general los resultados son desalentadores".

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes