Tasa baja de sustancia en cerebro conduciría a la obesidad

WASHINGTON (AFP) - Una sustancia química que juega un papel en la memoria de larga duración parece actuar también en el mecanismo que regula el apetito, determinando las probabilidades de convertirse en obeso, según un estudio de los Institutos nacionales estadounidenses de la salud (NIH).

El hallazgo fue realizado en el marco de una investigación sobre una anomalía genética rara responsable del síndrome de WAGR debido a la ausencia de dos genes denominados WT1 y PAX6.

Pero algunos de estos pacientes a veces también carecen de una parte o la totalidad de una copia de otro gen vecino de los dos primeros, y que permite la producción de la neurotrofina BDNF derivada del cerebro.

Experiencias en animales de laboratorio mostraron que esta sustancia contribuía a controlar el apetito y el peso. Así, los ratones sin este gen tenían tendencia a comer excesivamente y a ser obesos.

El estudio del NIH es el primero en mostrar que esta sustancia juega un papel similar importante en los humanos.

"Este hallazgo podría llevar al desarrollo de nuevos medicamentos que controlan el apetito en los pacientes para los cuales los tratamientos existentes son ineficaces", indicó el doctor Duane Alexander, director del Instituto Nacional de la salud del niño y el desarrollo humano (NICHD), que integra los NIH.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes