"Ticos" tienen que salir al extranjero para fertilización

SAN JOSÉ (AFP). Las parejas costarricenses están obligadas a viajar a Europa, Norte y Sudamérica para buscar asistencia médica en la fertilización in vitro, técnica prohibida en el país desde 2000, según el director del Instituto Costarricense de Infertilidad citado por la prensa local.

Según dijo Gerardo Escalante, los destinos más comunes que buscan los interesados son Europa, Argentina, Brasil y Colombia, además de México, Estados Unidos y Panamá.

El proceso de fecundación dura entre seis y 15 días y el costo económico ronda los 2,450 dólares, indicó.

La Sala Cuarta Constitucional o Sala IV prohibió en Costa Rica la fertilización in vitro porque, argumentó en el fallo, el método conlleva la manipulación y desecho de óvulos ya fecundados.

El proceso de la fertilización in vitro comprende la inyección de espermatozoides en varios óvulos en el laboratorio y cuando se logra la madurez se transfieren al útero, pero se desechan los que no se implantan.

Hace un mes, una costarricense presentó un recurso de inconstitucionalidad contra el fallo de la Sala IV, bajo el argumento de que la prohibición le impide formar una familia.

Para el abogado Gerardo Trejos, esta prohibición, que hace de Costa Rica un caso "único en el mundo", supone un "choque de derechos entre el derecho del embrión que no es persona y los derechos de las personas".

Trejos afirmó que el fallo del tribunal constitucional de 2000 y las resoluciones ratificando el mismo de 2001 y 2004, basados en "principios religiosos", son "contrarios al derecho internacional y a la Convención Interamericana de Derechos Humanos".

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes