Tigres de bengala blancos viven en cautiverio desde hace 53 años

Bogotá/Mesa TV América (TVEFE). Una extraña condición genética los hace verdaderamente particulares. Sin pigmentos que les permitan desarrollar su tradicional color naranja, los tigres de bengala blancos son únicos en el mundo animal.

En peligro de extinción por culpa de los cazadores furtivos, que a lo largo de los años se han encargado de restar su especie, hoy esta singular raza de felinos sólo existe en cautiverio: hace 53 años que uno de estos 'supergatos' no anda libre por el mundo animal.

Esta vez, los conservacionistas de animales se unieron con el Bioparc, de Fuengirola (España), para darle un hogar a dos de estos 'mininos'. Directamente desde Francia, de 15 y 11 meses, respectivamente, esta feliz pareja de tigres blancos es la atracción del parque. El macho viene del zoológico de Beauval y la hembra, del de Maubeuge.

Los niños llegan a su fosa para verlos jugar, comer y rondar por una gruta que les fue construida especialmente para recrear la mayor cantidad de características propias de su vida en la selva.

Sus largos bigotes, sus rayas negras (el único pigmento que heredaron) y sus ojos verdes encendidos son el show diario. Eso sin dejar atrás sus largos comillos, que clava sin piedad en ciervos, cerdos, vacas y otros mamíferos de buen tamaño. Claro que se supo que, en tiempos de escases -en su hábitat natural-, estos tigres se alimentan desde lagartijas, ranas e insectos hasta monos.

Las directivas del Bioparc aún no les tienen nombre. En las redes sociales se organizó un concurso para que los visitantes del zoológico ayuden a 'bautizarlos' cuanto antes. Por lo pronto, después de apostarle a su rápida y exitosa adaptación, el parque y los conservacionistas esperan que en un par de años estos tigres de bengala blancos tengan descendencia.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes