Tomografías permiten detectar drogas ocultas en el cuerpo

CHICAGO (AP). El mejor método para descubrir los narcóticos que los contrabandistas, o "mulas", esconden en su cuerpo es la misma tomografía computarizada que usan los médicos para detectar el cáncer, sugiere un estudio de investigadores suizos.

Las tomografías fueron mucho más precisas para detectar las drogas contrabandeadas que las radiografías. Pero las escaneadoras y el proceso de visualización son demasiado costosos como para usarlos regularmente para detectar el contrabando, dicen algunos expertos.

En el estudio, las 18 tomografías tomadas a contrabandistas detectaron correctamente las drogas que habían tragado o escondido en cavidades corporales. Hubo solamente un error: uno que no tenía ningún contrabando fue identificado erróneamente como que lo tuviera.

Por comparación, las radiografías digitales detectaron drogas contrabandeadas en 21 casos pero no detectaron nueve. Las radiografías también indicaron la presencia de drogas en seis casos en que no había ninguna. Una radiografía de todo el cuerpo fue mejor ya que detectó seis correctamente y se equivocó en otros tres, aunque no fue tan precisa como la tomografía.

Las radiografías son menos costosas que las tomografías, pero también más proclives a lecturas falsas, dijo la doctora Patricia Flach, directora del estudio. Es radióloga forense en el Hospital Universitario de Berna, Suiza, que está equipado especialmente para detectar drogas ocultas en o dentro del cuerpo.

"En las radiografías convencionales, las estructuras superpuestas, el gas intestinal y las heces muy a menudo ocultan los paquetes intestinales, causando lecturas positivas y negativas falsas", dijo la investigadora.

Su trabajo era presentado el miércoles en la reunión anual de la Sociedad Radiológica de América del Norte en Chicago.

El estudio incluyó 50 supuestas "mulas" llevadas al hospital suizo por funcionarios aduaneros en un período de tres años, o que se presentaron voluntariamente debido a síntomas de sobredosis. Algunos fueron revisados con tomografías, otros con radiografías y otros con ambos procedimientos.

Los sospechosos tenían de 16 a 45 años, en su mayoría varones; de ellos 43 fueron identificados como "mulas", en su mayoría con contrabando de cocaína en vuelos desde Africa.

Flach dijo que las "mulas" suelen tragar de 50 a 100 cápsulas de drogas, a veces envueltas en condones recubiertos de cera para que les resulte más fácil tragarlas.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes