Tortugas restaurarán natural de la isla Pinta, en Galápagos

Quito, ECUADOR (EFE). Una escuadra de 39 tortugas híbridas empezará a restaurar desde el próximo lunes parte del hábitat natural de la isla Pinta, donde nació el gigante "Solitario Jorge", un quelonio único de su especie y símbolo de la conservación en el archipiélago ecuatoriano de las Galápagos.

Un grupo de expertos liberará en la zona más alta de la isla a la escuadra de tortugas híbridas, cuya misión es restablecer la integridad ecológica propia de la zona, que se quedó sin quelonios desde 1972, cuando se rescató a "Jorge", el último de su especie.

La operación es una medida de manejo a largo plazo que busca restablecer los procesos ecológicos propios de esa isla, degradados por la masiva invasión de cabras que devastaron su flora originaria, informó el Parque Nacional Galápagos (PNG).

La flora y el ecosistema de Pinta sufrió una importante degradación por la presencia de cabras introducidas por el hombre y que se reprodujeron de forma alarmante.

Según un estudio del PNG, de tres cabras registradas en 1979, esa población subió a 40,000 hasta antes de 2003, cuando fueron erradicadas definitivamente de la isla, lo que permitió una rápida recuperación de la vegetación endémica.

Sin embargo, la restauración completa y balanceada de Pinta requiere la presencia de las tortugas, quienes cumplen el papel de "ingenieras del ecosistema" por sus hábitos alimenticios y patrones de movimiento, ya que crean espacios abiertos y ayudan a la dispersión de semillas de plantas nativas.

Lo ideal hubiese sido repoblar la isla con la especie original de tortugas, la "Geochelone abigdoni", no obstante ello no ha sido posible debido a que el único ejemplar de esa clase, "Jorge", no ha logrado tener descendencia, pese a los esfuerzos para que fertilice los huevos de hembras de otra especie similar.

Por esa razón, el PNG decidió liberar tortugas híbridas de origen desconocido, que han sido mantenidas en los centros de crianza de las islas Santa Cruz y Floreana.

Esas tortugas tienen un peso medio de entre 40 y 100 kilos y una edad aproximada de 30 a 70 años y fueron sometidas a un proceso de esterilización para evitar su reproducción en la isla Pinta, para conservar los procesos ecológicos y evolutivos del archipiélago.

El proceso de esterilización de los quelonios se realizó el año pasado, a cargo de un grupo de veterinarios estadounidenses y técnicos del Parque Nacional.

Las híbridas, además, han sido sometidas a un proceso de cuarentena, con vigilancia estrecha de su salud y alimentación, para garantizar que no trasladen semillas que podrían fijarse en la isla Pinta.

Las tortugas también llevarán dispositivos y marcas para su vigilancia por satélite y de telemetría, con el objetivo de detectar sus movimientos.

El Ministerio del Ambiente de Ecuador supervisa la operación y los avances del proyecto, que ha sido financiado por la dirección del PNG y contribuciones de organizaciones y empresas como Panaphil Foundation, Continental Airlines, Suny-ESF, el zoológico de Houston y "Galapagos Conservancy".

Esta será la primera vez que tortugas gigantes habitan la isla desde 1972, año en que se trasladó al "Solitario Jorge" desde Pinta, hasta el centro de reproducción y crianza en cautiverio en la isla Santa Cruz, donde permanece al cuidado del PNG.

Las Islas Galápagos se encuentran en el Océano Pacífico, a unos mil kilómetros al oeste de las costas continentales de Ecuador.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes