Trazan el genoma del Neandertal

LEIPZIG, Alemania (AP). Un grupo de investigadores completó el primer borrador del genoma del hombre de Neandertal, 3.000 millones de piezas del rompecabezas genético que arrojarán nueva luz sobre el antiguo homínido como también sobre los orígenes de su pariente cercano, el ser humano.

El equipo extrajo suficiente ADN de tres fragmentos óseos de hace 38,000 años para aislar unos 3,000 millones de pares de bases de ADN. El genoma del Neandertal contiene unos 3,200 millones de pares de bases, pero muchos son repetidos, dijo el autor central Svante Paabo, lo que significa que su esbozo está completado en un 63%.

Paabo, del Instituto Max Planck de Antropología Evolutiva, dijo que el genoma del Neandertal será una herramienta importante para investigar la evolución de los homínidos y para estudiar los orígenes de las características genéticas que hicieron tan dominantes a los seres humanos.

"Ayudará a demostrar cuáles fueron las diferencias entre ellos y nosotros que nos permitieron desarrollar la tecnología y colonizar el planeta", dijo el jueves a la Associated Press antes de presentar sus conclusiones a los participantes en una conferencia en Chicago de la Asociación Estadounidense para el Progreso de la Ciencia. Lo hizo desde Leipzig por videoconferencia.

El anuncio se programó para coincidir con el 200° aniversario del nacimiento de Charles Darwin.

El genetista Edward Rubin, del Laboratorio Nacional Lawrence Berkeley en California, encabeza un proyecto separado para trazar la secuencia de segmentos del genoma del Neandertal. Su trabajo ha demostrado que el genoma del Neandertal coincide hasta en un 99,5% con el de los seres humanos. Agregó que el diagrama completo de Paabo le permitirá comparar segmentos y genes de su propia investigación.

Otros investigadores ya están planeando estudios comparativos con genes que se sabe influyen sobre el habla y el envejecimiento cerebral en los seres humanos. Eso podría reavivar el debate acerca de si los primeros humanos reemplazaron sencillamente a los Neandertal o si los dos pudieron haberse cruzado hace más de 30.000 años.

Paabo, quien estableció en 1997 que los Neandertal eran primos en vez de antepasados de los humanos modernos, sugirió que el genoma completo podría ayudar a los investigadores a buscar evidencias de dicha cruza, aunque otros expertos opinan que la probable contaminación y las enormes similitudes entre ambas especies dificultarán notablemente precisar cualquier conexión genética.

Durante dos años y medio Paabo procesó muestras óseas diminutas _todo el proyecto apenas requirió medio gramo_ en maquinarias multimillonarias que usaron reacciones lumínicas para trazar la secuencia biológica.

El proceso fue tedioso y complicado. Gran parte del ADN en el hueso decayó a lo largo del tiempo y resultaba difícil distinguir los vestigios de las bacterias que colonizaron el ejemplar después de su muerte. Además, la manipulación humana en el lugar de la excavación en Croacia y en el laboratorio también contaminó la muestra.

Tom Gilbert, un genetista en la Universidad de Copenhague en Dinamarca, dijo que harán falta muchos más estudios hasta precisar qué pares son exclusivos del Neandertal. Paabo dijo que espera abarcar cada par de bases de 12 a 15 veces en los próximos años.

Mientras tanto, los científicos pueden comparar secciones más pequeñas del ADN del Neandertal con datos de proyectos de genoma de seres humanos y chimpancés.

Beth Shapiro, especialista de ADN en la Penn State University, dijo que la comparación permitirá determinar qué regiones de nuestro genoma nos hace singulares.

"Hay 35 millones de diferencias entre los chimpancés y nosotros", dijo Shapiro. "Eso es mucho, y por lo tanto realmente no sabemos dónde buscar. Pero este genoma del Neandertal nos acerca un pasito más".

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes