Vaticano a favor del turista ecológico

CIUDAD DEL VATICANO (AFP) - En vísperas de la temporada de vacaciones estival en Europa, el Vaticano aboga a favor de un turismo ecológico, que "defienda la tierra" ante los retos que genera el cambio climático.

En un documento del Consejo Pontificio para la Pastoral de los Migrantes e Itinerantes, una suerte de ministerio del turismo, la jerarquía de la Iglesia católica invitó este lunes a los viajeros de todo el mundo a comprometerse a respetar el ambiente.

"El turismo es uno de los vectores del actual cambio climático, puesto que contribuye al proceso de calentamiento de la Tierra", sostiene el documento vaticano.

"En la actualidad son más de 900 millones (y se prevé que en el 2020 serán 1.600 millones) las personas que emprenden un viaje de turismo al extranjero, desplazándose en avión, por mar y tierra, utilizan carburantes contaminantes, y alojándose en hoteles, con equipos de aire acondicionado, causan emisiones de gases nocivos", comenta la entidad de la Santa Sede.

El consejo pontificio, a cargo del cardenal italiano Renato Martino, invita a los turistas a cumplir una serie de reglas, entre ellas que "pasee mucho a pie", que elija "hoteles y centros de acogida que estén más en contacto con la naturaleza".

Los viajeros responsables deben "llevar menos equipaje, para que los medios de transporte emitan menor cantidad" de dióxido de carbono, responsable del calentamiento de la atmósfera del planeta, sostiene el documento.

Igualmente sugiere que se eliminen los residuos de forma adecuada, consumiendo alimentos más "ecológicos", plantando árboles para neutralizar los efectos contaminantes de nuestros viajes.

Se aconseja también preferir los productos de artesanía local a otros, utilizando materiales reciclables o biodegradables, respetando la legislación local y valorizando la cultura del lugar.

"No es sólo una cuestión que atañe al turismo, puesto que existen numerosas actividades que contaminan, que causan el calentamiento global y un subsiguiente empobrecimiento de la atmósfera", admite la Iglesia católica.

"Nos hallamos en una fase precaria y delicada de la historia de la Humanidad, es decir, en una encrucijada", advierte la jerarquía católica.

"¿Pero cuál es el camino del bien ecológico que debemos emprender para oponernos al cambio climático nefasto? El gran desafío parece ser la superación de un determinado narcisismo insano, luchando contra el egoísmo y observando, con lucidez y honestidad, la Tierra que corre peligro de ser destruida", sostiene el documento.

Para cultivar la llamada "ética de la responsabilidad", que respete el ambiente, la Iglesia aconseja un "turismo sostenible".

El Vaticano lamenta también "la reticencia" de los países industrializados, --sin citar directamente a Estados Unidos--, que "dudan en ratificar protocolos internacionales destinados a la conservación del medio ambiente".

El documento pontificio subraya que la Ciudad del Vaticano "se ha convertido en el primer Estado soberano con emisión cero de anhidrido carbónico al plantar en 2007 un bosque en territorio húngaro, de su propiedad".

La Santa Sede proyecta también construir una planta fotovoltaica con paneles solares que aportará a la Ciudad del Vaticano una cantidad de energía cotidiana significativa con respecto al total de su consumo.

"Dos ejemplos concretos que nos invitan a reflexionar sobre el difícil futuro ecológico, con respecto a los cambios climáticos del planeta, al flagelo de la deforestación y el fenómeno del calentamiento del globo", sostiene el texto.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes