El Vaticano sigue opuesto a manipular células madre embrionarias

CIUDAD DEL VATICANO (AP). El papa Benedicto XVI reafirmó su oposición a la investigación de células madre embrionarias por considerar moralmente equivocado destruir un embrión sin importar lo benéfico del tratamiento resultante.

Sí respalda la investigación cuando se usan células madre adultas.

El pontífice hizo estas declaraciones el sábado a los participantes de una conferencia en el Vaticano sobre estas últimas, convocada bajo una inusual sociedad nueva entre la oficina cultural del Vaticano y una pequeña firma estadounidense de biotecnología, NeoStem Inc.

Las enseñanzas de la Iglesia sostienen que la vida comienza en el momento de la concepción. Como resultado, el Vaticano se opone a la investigación de células madre embrionarias porque en el proceso se destruyen los embriones.

"La destrucción de incluso una vida humana nunca puede ser justificada en aras del posible beneficio que ello podría traer a otra", afirmó Benedicto XVI.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes