Velocidad de aves pequeñas sorprende a científicos

WASHINGTON (AP). Pequeñas aves canoras son capaces de recorrer casi 500 kilómetros (unas 300 millas) diarias en sus migraciones anuales, para sorpresa de los científicos, que preveían un vuelo mucho más lento.

Por primera vez, los científicos pudieron colocar artefactos de rastreo en las aves diminutas y seguirlas en sus migraciones entre América del Norte y el trópico, algo que hasta ahora sólo se había podido realizar con pájaros grandes como los gansos.

Los artefactos, que pesan poco más que un broche para papel, permiten rastrear a la golondrina negra y el tordo norteamericano, informaron los investigadores en la revista Science de esta semana.

"La migración nos sorprendió por su rapidez", dijo Bridget Stutchbury, profesora de biología en la Universidad York de Toronto, Canadá.

Se había estimado una velocidad de 145 kilómetros (90 millas) por día.

"Nos asombró la velocidad del retorno de las aves en la primavera. Que un pajarito parta de Brasil el 12 de abril y llegue a (Canadá) a fin del mismo mes es increíble. Siempre dimos por sentado que partían en marzo", dijo Stutchbury.

"Nadie, creo yo, pensaba que estas avecillas canoras podían volar a semejante velocidad", dijo en una teleconferencia organizada por la National Geographic Society.

Y la velocidad es aún mayor en la travesía de primavera hacia el norte que en la de otoño hacia el sur.

Stutchbury opina que la migración de primavera es más veloz debido a las ventajas que supone ser el primero en llegar a los sitios de procreación, tales como obtener el mejor lugar para anidar, elegir la mejor pareja y empezar a procrear rápidamente.

"Esto es un gran avance en el conocimiento de la migración de las aves y para la conservación de las más pequeñas. Me sorprende la velocidad del vuelo, comparable a la de aves más grandes como el chorlito del Pacífico", dijo Helen F. James, directora de aves en el Museo Smithsonian de Ciencias Naturales.

El objetivo del estudio es comprender cómo la migración y los cambios climáticos y de hábitat afectan a las aves.

"Treinta especies de aves canoras en América del Norte revelan un descenso significativo de su población en el largo plazo, dijo Stutchbury. "Queremos saber si la disminución se produce en las tierras donde pasan el invierno o en los lugares de procreación".

Vuelve a paralizar a todo PANAMÁ, en esta 8va temporada


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes