Vitamina D, crucial para la buena salud

WASHINGTON (AFP) - Un nuevo estudio relaciona la deficiencia de vitamina D con un mayor riesgo de muerte, especialmente de enfermedades cardiovasculares, en la más reciente evidencia de la importancia que tiene esa vitamina en la salud humana.

Investigadores liderados por Harald Dobnig de la Medical University de Graz, Austria, midió los niveles de la vitamina D en 3.258 pacientes, con una edad promedio de 62 años, que visitaron el centro médico austríaco entre 1997 y 2000 y siguió sus casos por 7,7 años.

Casi el doble de los pacientes con deficiencia de vitamina D murieron durante el curso del estudio, según los resultados publicados el lunes en Archives of Internal Medicine, publicación de la American Medical Association (JAMA).

De 737 pacientes fallecidos, 307 pertenecían al grupo con el menor nivel de vitamina D, al tiempo que 102 pertenecían al grupo con los mayores niveles.

La relación entre la deficiencia de la vitamina D y la mortalidad por casusas cardiovasculares llamó particularmente la atención. Más de la mitad de las muertes -463- fueron atribuidas a causas cardiovasculares.

Los científicos no saben las razones por las que los bajos niveles de vitamina D contribuyen a enfermedades cardiovasculares u otras causas de muerte.

Sin embargo, diversos estudios han demostrado que la vitamina D juega un papel clave en la inmunidad humana.

Un estudio de la Universidad de Harvard en más de 18.225 pacientes publicado a comienzos de junio en Archives of Internal Medicine detectó una relación entre la frecuencia de ataques cardíacos y los bajos niveles de vitamina D.

Otras investigaciones han demostrado la relación entre la deficiencia de la vitamina D y la diabetes, la obesidad y la alta presión sanguínea.

La falta de vitamina D también está asociada con diversos tipos de cáncer.

Al menos 50 por ciento de la gente mayor en todo el mundo registra índices insuficientes de vitamina D en su sangre, y la situación es similar entre la gente más joven, según Archives of Internal Medicine.

Las posibles causas de esta deficiencia son el declive de la actividad al aire libre, la vejez y la polución atmosférica.

La principal fuente de vitamina D es la exposición solar, ya que los rayos ultravioletas del sol disparan la síntesis de la vitamina D en el cuerpo humano. Diez a 15 minutos de sol por día son suficientes.

La vitamina D, que se encuentra naturalmente en pocos alimentos -pescado, hígado vacuno y yemas de huevo-, en exceso también puede resultar perjudicial para la salud, según sostienen algunos especialistas.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes