Si no se actúa, cambio climático será peor de lo previsto

CHICAGO (AFP). Al parecer las funestas advertencias sobre la devastación que traerá el calentamiento global no han sido suficientemente funestas, según alertó hoy sábado en Chicago un reconocido científico especializado en medio ambiente.

Ha pasado sólo un año desde que el Panel Intergubernamental sobre el Cambio Climático (IPCC), que ganó el Nobel de la Paz, publicó un importante informe advirtiendo sobre el aumento de los niveles de los océanos, la expansión de los desiertos, la mayor intensidad de las tormentas y la extinción de más de 30% de las especies de plantas y animales.

Pero recientes estudios sugieren que ese informe subestimó significativamente la gravedad potencial del calentamiento global en los próximos 100 años, indicó un alto miembro de ese panel.

"Ahora tenemos datos que muestran que de 2000 a 2007, las emisiones de gases de efecto invernadero aumentaron más rápidamente de lo esperado", dijo Chris Field, uno de los principales autores del estudio.

Esto es "principalmente porque los países en desarrollo como China e India tuvieron un enorme aumento en generación eléctrica, casi toda basada en carbón", señaló Field en un comunicado previo a su presentación ante la Asociación Americana para la Promoción de la Ciencia (AAAS, por sus siglas en inglés) que se reúne en Chicago.

Si no se toman acciones decisivas para reducir el calentamiento global, las altas temperaturas provocarán incendios en las selvas tropicales y derretirán la tundra ártica, lo cual potencialmente liberaría miles de millones de toneladas de dióxido de carbono que han estado almacenadas por miles de años.

Este fenómeno podría hacer que se eleven las temperaturas aún más, creando "un círculo vicioso cuya espiral podría estar fuera de control para fin de siglo", dijo Field, profesor de biología y medio ambiente del sistema terrestre en la Universidad Stanford.

La cantidad de carbono que podría liberarse es sorprendente.

Desde el comienzo de la Revolución Industrial se estima que fueron enviados a la atmósfera 350,000 millones de toneladas de dióxido de carbono (CO2), a través de la quema de combustibles fósiles.

El nuevo estimado de la cantidad de carbono almacenado en el permafrost del suelo Ártico es de alrededor de un billón (millón de millones) de toneladas. Y el Ártico se está calentando más rápido que cualquier otra parte del globo.

Varios modelos recientes del clima han estimado que la pérdida de selvas tropicales por incendios, deforestación y otras causas podrían incrementar la concentración de CO2 en la atmósfera entre 10 y 100 partes por millón para fin de siglo. El nivel actual es de 380 partes por millón.

"Las selvas tropicales son, en esencia, inflamables", dijo Field. "No podrías encender un fuego ahí si lo intentaras, pero si lo secas un poco, el resultado pueden ser grandes y destructivos incendios forestales".

Field es miembro del directorio del grupo encargado de calcular los impactos del cambio climático en los sistemas social, económico y natural, para la quinta evaluación del IPCC, prevista para 2014.

"Ahora sabemos que, sin no emprendemos acciones efectivas, el cambio climático será mayor y más difícil de combatir de lo que creíamos".

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes