Uno de cada 5 adolescentes tiene audición disminuida

CHICAGO ( AP). Un número sorprendente de adolescentes ha perdido algo de audición _casi uno de cada cinco_ y el problema se ha agravado sustancialmente en los últimos años, halló un nuevo estudio.

Algunos expertos instan a los adolescentes a bajar el volumen de sus reproductores de música, sugiriendo que la música a fuerte volumen dentro del pabellón de la oreja puede ser el culpable, aunque la evidencia no es concluyente. Y advierten que una ligera pérdida de audición puede causar problemas en la escuela y provocar la necesidad de audífonos más adelante.

" Nuestra esperanza es poder convencer a la gente que tenga cuidado", dijo el autor principal del estudio, el doctor Gary Curhan, del Hospital Brigham and Women en Boston, afiliado a Harvard.

Los investigadores analizaron datos sobre jóvenes de 12 a 19 años de un estudio nacional sobre la salud. Compararon la pérdida de audición en casi 3,000 niños estudiados en 1988-94 con casi 1,800 en el período 2005-06.

La pérdida de audición subió de un 15% al 19,5%.

La mayoría de los casos fueron de pérdida " ligera", definida como la incapacidad de oír de 16 a 24 decibeles, equivalentes a sonidos como un susurro o hojas secas arrastradas por el viento. Un adolescente con ligera pérdida de audición podría no ser capaz de oír una gotera o el susurro de su madre dándole las buenas noches.

En proporción, eso significaría unos 6,5 millones de niños en Estados Unidos con por lo menos una pérdida ligera de audición.

Los que padecen esa merma leve " oirán claramente el sonido de todas las vocales, pero se perderán algunos de los sonidos de las consonantes" como t, k y s, dijo Curhan.

" Aunque oirán la palabra hablada, podría no ser totalmente inteligible", advirtió.

Si bien los investigadores no culparon específicamente al iPod ni a ningún otro artefacto, hallaron un aumento significativo en la pérdida de audición de alta frecuencia, que a su juicio podría indicar que el ruido fue el causante del problema. Y citaron un estudio australiano del 2010 que vinculó el uso de artefactos personales a un aumento del 70% en el riesgo de la pérdida de audición en los niños.

El estudio se basa en datos obtenidos en el Sondeo Nacional para Examinar la Salud y la Nutrición efectuado por una rama de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades. Los hallazgos son publicados en la edición del miércoles de la revista de la Asociación Médica Estadounidense.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes