La gran altitud permite que personas obesas pierdan peso

PARÍS (AFP). La gran altitud permite que las personas obesas pierdan peso y mantener esa pérdida de peso durante algunas semanas, según demostró un estudio alemán publicado en internet en la revista especializada Obesity.

El equipo de Florian Lippl (Universidad Ludwig Maximilians, Múnich) estudió el efecto de una semana de vida a gran altura (2,650 metros) en 20 hombres obesos, de una edad promedio de 55,7 años y de un índice de masa corporal promedio de 33,7.

Esta experiencia no incluyó ningún otro cambio, ya fuera en materia de ejercicio físico o de régimen alimentario.

Al terminar la semana en altitud, los investigadores observaron en los obesos una pérdida de peso, una disminución de la ingestión de alimentos y una mejoría de la tensión arterial significativas. Estos efectos permanecían cuatro semanas después del regreso a baja altura de las personas que participaron en esta experiencia.

De acuerdo con los investigadores, la reducción de peso se debe fundamentalmente a un aumento de la tasa del metabolismo de base (que corresponde al gasto energético durante el descanso), ya observado en altitud en los estudios precedentes, y a una reducción del consumo de alimentos.

La pérdida del apetito es un síntoma común del mal de montaña, pero según los investigadores, también pueden haber intervenido otros factores, como la dinámica de grupo.

Por otra parte, los investigadores constataron un aumento de la tasa de leptina, una hormona cuya acción provoca una disminución del apetito. El débil nivel de oxígeno a gran altura podría causar ese incremento de la tasa de leptina.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes